Jugo de cebolla casero: Ponle fin a la caída del cabello y haz que crezca más rápido

Para lograr que tu cabello crezca más rápido aplica este sencillo tratamiento capilar que puedes realizar en casa. 

Para muchas mujeres tener un pelo largo y sedoso es el sueño ideal. Sin embargo, no todas la cabelleras crecen a la misma velocidad y, además, de ello no debemos olvidar que el secreto para ello incluye un buena alimentación y un cuidado del cabello idóneo. 

Y si estás interesada en acelerar el crecimiento de tu cabello te invitamos a probar este tratamiento capilar ahora que disponemos de más tiempo en casa. El olor de la cebolla ya nos será una excusa pues ya el contacto con otras personas y el mundo exterior es mínimo. 

¿Qué beneficios aporta la cebolla en el cabello?

La cebolla tiene grandes beneficios para nuestra melena gracias a uno de sus componentes: el azufre pues tiene la capacidad de mejorar la producción de tejidos de colágeno, esenciales para el crecimiento del cabello. Y es que si lo aplicamos en la cabellera nos ayudará a mejorar la circulación sanguínea lo cual favorecerá a los folículos capilares.

Asimismo, el cabello tiene propiedades antibacterianas que acabarán con los hongos y bacterias que habitan en nuestro cuero cabelludo y dificultan el crecimiento del cabello.

Además, es un excelente remedio natural para combatir y prevenir la caída prematura del pelo ya que gracias a sus nutrientes la volverá más fuertes y brillosa. Un producto que sin duda alguna no podemos dejar pasar desapercibido.

¿Cómo preparar jugo de cebolla para hacer crecer el pelo?

1.Extrae el jugo de dos cebollas. Puedes rallarlas o licuarlas para obtener un preparado listo para aplicar a tu cabello. Si lo rallas deberás colar la mezcla. 

2.Agrega el zumo de un limón para disimular el olor y potenciar sus efectos. 

3.Con ayuda de una brocha o con tus dedos aplícalo en toda tu melena y realiza suaves masajes. 

4.Cubre tu pelo con un gorro o bolsa plástica y deja que actúe al menos por una hora.

5.Lava tu cabello como de costumbre con abundante agua fría. Puedes repetir este proceso dos veces por semana si quieres obtener resultados más rápido. 

Te puede interesar