Diseñadores españoles conquistan los clósets de Kendall Jenner y Lady Gaga

Los diseñadores Juan Vidal y Marcos Luengo tienen una exclusiva clientela que busca armar sus outfits con sus exclusivas prendas.

Kendall Jenner y Lady Gaga son algunas de las clientas de Juan Vidal, que hace unos días ha presentado su colección cargada de "sensibilidad", dulce sin renunciar al juego sexy que permiten los lazos de sus vestidos o donde la candidez del estampado de un oso se rompe con un atrevido salto de cama de encaje y seda.

El diseñador se ha inspirado en la escritora inglesa de novelas románticas Barbara Cartland para confeccionar una colección romántica, con la que quiere demostrar el poder de la dulzura y la sensibilidad como armas de mujer, sin caer en lo cursi, en lo "ñoño". "Se puede vestir de rosa y ser de armas tomar", dijo Vidal en una entrevista.

Los lazos, el símil romántico por antonomasia, envuelven a la mujer, "se enroscan en su cuerpo", las empodera y las ciñe hasta conseguir siluetas de los años 40, mientras que cuando los sitúa en el cuello aparecen sobredimensionados.

En su magnífica confección aparecen además de textiles fluidos, faldas y vestidos estructurados con pequeños miriñaques interiores para dar forma y volumen.

Un abrigo acolchado que ribetea con corazones o las "flechas del amor" en forma de lentejuelas sobre vestidos son detalles que nos recuerdan que San Valentín está muy cerca.

Una costura, la de Vidal, que crece con el tiempo con piezas que al diseñador le emocionan como dos chaquetas "upcycling", elaboradas a partir de un patrón de su padre, un "sastre siempre pendiente del detalle", con las telas que ha rescatado de su almacén.

"Es un homenaje a él", con una confección "patchword", una prenda muy "especial", de edición limitada con quince piezas de cada diseño.

El desfile ha terminado con dos trajes de novia, uno de ellos concebido para reinterpretar el que utilizó "Lady Di", "tenía una conexión evidente con Bárbara", una manera con la que Vidal reivindica sin complejos "un final feliz".

Pasión y entrega son las armas que utiliza a diario Marcos Luengo para crear sus colecciones que suele acompañar con un discurso coherente y personal. "Mi trabajo no tendría sentido sin mis clientas", aseguró el diseñador que ha vestido a la reina Letizia de España y a muchísimas mujeres anónimas que llegan a su taller desde cualquier rincón del mundo.

A Marcos Luengo no le interesa la moda rabiosa, prefiere la calidad de los tejidos y las técnicas artesanales. "En España tenemos todo para hacer lujo", dice.

Con un bonito estampado "tartán", fieltro de lana, pata de gallo y mohair, Luengo ha desarrollado piezas invernales que recuerdan a las típicas amazonas inglesas.

Sobre la pasarela se han visto grandes volúmenes en las mangas y patrones que recuerdan a Cristóbal Balenciaga, un estilo atemporal que trasciende a las tendencias. "Me gustan las prendas que tengan identidad, que se distingan", explicó este sábado a Efe el modisto.

El volumen de las mangas y los hombros lo rebaja ciñendo la cintura con corpiños y corsets de piel de potro creados con ballenas y cinturones con grandes hebillas forradas.

Blusas con lazada al cuello, amplias faldas envolventes y pantalones ajustados al tobillo con gomas completan las propuestas para el día.

Lo más espectacular: una gabardina de lino recubierto de nylon negro, junto con un vestido de novia de crepé de lana con mangas de gazar.

Su carrera ya está más que consolidada en España, cuenta con tienda en Madrid y Asturias y su nombre suena ya con fuerza a nivel internacional.

EFE

Te puede interesar