• https://wapa.pe/moda-y-belleza/1489280-cuidado-piel-protector-solar-luz-azul-envejecimiento-digital

Conoce cómo afecta a tu piel la luz de la pantalla del celular

Tu piel no solo necesita que la protejas del sol del verano. La luz azul de móviles y otros dispositivos puede ocasionar “envejecimiento digital”.

Suena la alarma, te levantas y lo primero que haces es revisar tus notificaciones. El primer contacto que recibes al despertar es la luz artificial de la pantalla y la sigues recibiendo a lo largo del día, en la oficina, en la universidad, en casa, incluso de noche, ya con las luces apagadas. Pero, cuidado, esa luz que parece inofensiva, conocida como “luz azul”, puede acelerar el envejecimiento de tu piel y convertirse en un factor de riesgo para ella.

“Es posible que nuestra piel se vea afectada por la sobreexposición a luz artificial, tal como se podría ver afectada por exponerse a luz solar”. Explica la Dra. Doris Fonseca, directora médica de Zaza Med & Beauty Center. Y no solo se trata de las pantallas de móviles o de los monitores, también de cosas tan simples como lámparas, focos y, sobre todo, fluorescentes CFL, que transmiten radiación UV (y UVC, con efecto directo sobre el ADN), propiciando el escenario perfecto para el fotoenvejecimiento dérmico y aumentando el riesgo de padecer marcas, manchas y enfermedades en la piel. El daño dependerá de qué tan cerca estés de la fuente de luz y por cuánto tiempo.

Entonces, ya que el uso de la tecnología es inevitable, sigue estos consejos para protegerte mejor:

1. Continúa con el bloqueador

Las advertencias de los dermatólogos no son en vano. Aunque suene cliché, usa un buen bloqueador solar incluso en invierno, tanto de día como de noche y aunque pases buena parte del día en lugares cerrados. De preferencia, elige bloqueadores elaborados con minerales como el dióxido de titanio y el zinc, que dispersan las radiaciones solares y te protegen de todo tipo de luz fuerte.

2. Cubre las pantallas

Si vas a exponerte más de 30 minutos a una pantalla, coloca filtros a los monitores (ten en cuenta que ya existen filtros de luz azul para los smartphones). Para reducir el daño en los ojos, puedes también consumir alimentos que fortalezcan la vista, como zanahoria, melón o huevos, que mantienen la conjuntiva en buen estado.

3. Cuida tu sueño

Relájate, realiza un ritual previo de descanso y no te olvides de apagar todas las pantallas que tengas al menos una hora antes de dormir. Déjalas fuera de tu habitación si es posible. Evita que la luz azul altere tu reloj biológico, pues su ciclo es el que te mantiene joven.

Según Dscout, un usuario promedio pasa 2,42 horas diarias frente a la pantalla solo del teléfono móvil, sin contar tablets, PC o televisores.

Lo último que hacen el 85 % de los millennials antes de dormir es revisar su móvil.

Te puede interesar

X