Familia demuestra su convivencia con un cocodrilo por más de 30 años

La historia de Nobimutsu Murabayashi generó impacto en Facebook cuando presentó su forma de convivir con un enorme cocodrilo que, a pesar de su naturaleza, resultó ser  amigable.

En un año donde grandes sucesos están ocurriendo, el anciano Nobimutsu Murabayashi no quiso desentonar y con ayuda de sus familiares compartieron en Facebook sobre la inusual mascota que tienen en casa: un cocodrilo de más de 2 metros con una actitud "dócil y amigable" con todos a su alrededor.

El reptil que vive en Hiroshima, Japón, comparte techo con sus parientes humanos desde hace 34 años cuando el hijo de Nobimutsu solicitó que compraran al animal en una tienda de mascotas. A pesar que se trataba de una idea descabellada, el hombre accedió a la petición y desde aquel momento han compartido gratos momentos que hasta un canal de televisión quiso entrevistarlo.

Tras un severo entrenamiento, el cocodrilo que pensaban iba a ser violento se transformó en un gigante doméstico de 2 metros con quien se podía salir a pasear sin que las personas presentaran miedo, ya que su comportamiento amigable hacia la diferencia.

"Nunca pensé que llegaría a ser tan grande. Han pasado 34 años desde que lo conseguí. Intento comunicarme con él a través de acciones como lavarse los dientes, etc.", contó el adulto mayor a Caters.

Un compañero muy amigable

Según muestran en Facebook, el animal cuenta con una bañera personal que puede hace uso al momento que quiera enfriarse, además, las autoridades de Hiroshima le dieron "carta libre" para que transite por las calles con una correa y utilice sin ningún inconveniente las fuentes locales.

El noble anciano también cuenta que su cocodrilo se ha ganado la confianza de todos sus vecinos de la comunidad, quienes permiten que sus hijos pequeños jueguen con él y puedan montarse en su lomo para un corto paseo.

Amigables por naturaleza

El periodista Scott Swan contó en Facebook que tuvo la suerte de compartir un pequeño momento junto al reptil, que nunca presentó una actitud agresiva al momento de ver una persona desconocida entrar a su propiedad. De acuerdo a sus palabras, el entrevistador tuvo miedo al principio pero conforme pasaban los minutos ambos se hicieron "buenos amigos".

Te puede interesar

SÍGUENOS