Más de 10 000 tortugas bebés fueron liberados en río amazónico

Un video publicado en YouTube muestra a las cientos de tortuguitas corriendo desde los bancos del río Nanay al agua. Es un esfuerzo por ayudarlas a aumentar sus números y, de este modo, asegurar su supervivencia.
 

La importancia de solucionar un problema radica en reconocerlo. Eso es algo que deberían considerar las personas cuando lidiamos con el asunto de las especies de animales en peligro de extinción a las que hemos dañado con nuestro "progreso".

No es malo avanza, por el contrario es bueno, siempre y cuando se respete a los otros especies que conviven junto a nosotros en el planeta. 

(Foto referencial: PixaBay)

Esto es el trabajo constante que hacen los grupos animalistas. Por medio de sus fundaciones, campañas y trabajo de campo, los programas de ayuda y reinserción de todos lados sirven para ayudar a que los animales encuentren un mejor lugar entre la "civilización".

Muchas veces estos proyectos funcionan bajo el auspicio de los gobiernos de algunos países, en este caso el peruano. Una historia compartida por China Daily en su Twitter, mostró cómo varias miles de tortugas bebé eran liberadas en el borde del río Nanay, ubicado en la amazonia peruana. 

(Foto referencial: PixaBay)

Por el momento son 10.084 de estas pequeñas las que han sido llevadas desde la crianza en cautiverio a engrosar las cifras de su especie en las aguas salvajes y dulces. El proyecto tiene como objetivo que el porcentaje de tortugas liberadas termine por ascender a las 850 mil, una cifra nada despreciable, si lo que se busca es que estas pequeñas aumenten sus números y lleguen a vivir de manera más segura en las aguas de los ríos de la selva peruana. 

La actividad humana en los sectores en torno a la amazonia, han puesto en riesgo la población de esta tortuga. Dado que es una especie indígena de estas zonas, sus números no aumentarán con facilidad, si la intervención humana en su territorio sigue dejando de tenerlas en cuenta.

Las campañas también incluyen proyectos de información y sensibilización de los niños a la existencia de este animal, como lo muestra el video, en el que varios de estos párvulos sostienen letreros que dicen Taricaya. Lo mejor es aprender desde pequeños a respetar nuestro ambiente y tomar en cuenta que no estamos solos en este mundo.

Te puede interesar