Perro continúa sonriendo a pesar de vivir 11 años en distintas perreras

"Molly es una chica muy especial, con un gran corazón, y nos encantaría que finalmente encontrara la casa que se merece", contó Celine Di Crocco en un post de Facebook.

Hay mascotas que nacieron para ser amados por su familia humana, pero también se encuentra Molly, una perrita que se hizo popular en Facebook por nunca perder su gran sonrisa que le caracteriza a pesar que el destino ha sido muy injusto con ella porque, hasta la fecha, no encuentra un hogar.

Los animales desamparados solo tienen un deseo, y es encontrar una casa para siempre con personas que le brinden el amor y la protección necesaria; sin embargo, eso puede tardar mucho tiempo como unos 11 años, para ser exactos, como le viene sucediendo a la protagonista de esta historia.

Molly, la cachorra cruzada con bóxer, ha estado viviendo por más de una década en distintas perreras sin tener la suerte de ser adoptada, pero ahora que comienza su etapa de vejez sus cuidadores están preocupados porque no a llegado la persona que halla decidido darle una oportunidad.

La cachorra fue rescatada de la calle cuando tenía ocho meses de vida, aproximadamente, pero ningún cambio fue para bien porque desde aquel entonces solo ha tenido la desdicha de pasar interminables noches en múltiples perreras y en espacios reducidos por las jaulas de fierro donde se encontraba.

Los animales no merecen sufrir

"Molly es una chica muy especial, con un gran corazón, y nos encantaría que finalmente encontrara la casa que se merece", comentó Celine Di Crocco, gerente de la organización Dogs Trust, en Loughborough, Inglaterra, en dialogo con Metro.

"Aunque lamentablemente no ha pasado mucho tiempo en una casa, Molly se ha quedado conmigo y era la invitada ideal", añadió la mujer, que se hizo viral en Facebook al replicar la historia en varias redes sociales.

Todos se merecen un final feliz

A pesar que el tiempo no perdona, los trabajadores del centro animal se han propuesto encontrar a toda costa un hogar para la buena de Molly, y para eso han iniciado una campaña en Facebook donde suelen compartir las mejores fotografías de la perrita para "atrapar" los corazones de los usuarios.

Te puede interesar