Escapó de la cárcel el gato que fue arrestado por la policía por contrabandear heroína

La prisión de alta seguridad Welikada en Colombo informó a través de Facebook que el gato que interceptaron por ingresar droga escapó de sus instalaciones.

Dicen que los gatos son animales muy inteligentes y que su astucia les permite lograr cosas que ningún otro animal puede, eso fue lo que pasó con un gato sin identificar que se hizo conocido en Facebook luego de ser atrapado por agentes de la prisión de máxima seguridad en Welikada en Colombo cuando intentaba ingresar droga.

El felino sin identificación fue atrapado el 1 de agosto en el penal ubicado en Sri Lanka cuando personal de seguridad observó al animal merodeando las instalaciones con actitud sospechosa y, cuando se dirigía para entrar al lugar, lo detuvieron y procedieron a una exhaustiva revisión.

Alrededor de su cuello, el gato tenía casi dos gramos de heroína, dos tarjetas SIM y un chip de memoria en una pequeña bolsa de plástico, quedando confiscado por los oficiales, quienes procedieron a arrestar al "inocente" minino.

Tras anunciar el hecho en las redes, los cibernautas expresaron su indignación contra los dueños del felino por utilizar a un indefenso ser para cometer sus fechorías. Y, como si fuera poco, fue el único responsable en ser sentenciado por el delito de tráfico de drogas.

Contra la explotación animal

La prisión de alta seguridad Welikada en Colombo alertó a través de su página de Facebook que no es el único caso que se viene suscitando en la semana, ya que hace unos días se informó de un aumento en el número de artículos arrojados por las paredes: paquetes de medicamento, teléfonos móviles y cargadores.

Sin embargo, en menos de 24 horas el gato demostró ser muy ágil y astuto porque logró escapar de sus captores cuando todos estaban durmiendo. Dicho acción se llevó a cabo el 2 de agosto, según publicó Unilad.

Los animales, astutos por naturaleza

Además del gato prófugo conocido en Facebook, la policía de Athurugiriya se vio en la obligación de apoderarse de un águila que, supuestamente, había sido utilizada para el tráfico de drogas por asociados del fallecido capo local Angoda Lokka.

Te puede interesar