Rottweiler fue atropellado y ahora su familia vende cupcakes para costear sus gastos médicos

Facebook nos hizo ser testigos de otro conmovedor caso en el que una familia no cuenta con el dinero suficiente para los tratamientos de su perrito y vende dulces.

A través de una publicación en Facebook, una conmovedora historia se volvió viral, luego que una familia buscara ayuda para costear los gastos del tratamiento de su perrito que había sido atropellado.

Es valorable como muchas personas consideran a sus perritos como un integrante muy importante de la familia y que harían todo por ellos, como es el caso de Luca, un pequeño rottweiler.

¿Cómo se accidentó?

Resulta que un día, cuando la familia llevaba a Luca al veterinario, el muy juguetón se escapó y no supieron más de él. A pesar de buscarlo por el lugar no lo encontraron, pero tras dos semanas, se supo noticias del animalito.

El pobre Luca había sido atropellado, así que un joven lo ayudó y contactó a la familia. De acuerdo a Marielena Camarena Chávez, hermana de la dueña, se puso saber qué había pasado con el perrito a través de Facebook.

“Mi hermana fue a reconocerlo y efectivamente, sí, era Luquitas, el joven de buen corazón quien se percató que Lucas no podía pararse lo llevó a la posta de Oasis (un veterinario), lo estabilizaron, pero de todos modos necesitaba placas. Lucas ni bien vio a mi hermana la reconoció, le movió la cola y quería ir a donde ella estaba”, escribió Chávez en la publicación.

“Rápidamente lo llevaron a la clínica veterinaria El Salvador que está ubicado en la ruta C, y ahí se quedó internado para que lo tengan en observación. Hoy lo trajeron a casa, el doctor dijo que ya se encontraba mejor, que poco a poco podría ir caminando, pero por el momento debemos mantenerlo echado para que sane bien, somos conscientes que él no quedará igual”, añadió.

Recuperación de Luca

El bello perrito de 3 años de edad se encuentra luchando para lograr recuperarse, pero la familia no cuenta con recursos para los medicamentos y su tratamiento, por lo que han decidido hacer algo realmente emotivo.

“Se nos ocurrió está idea con mi hermana menor de buscar la manera de generar ingresos para Lucas, ya que la dueña de Lucas, mi hermana mayor, está haciendo muchos gastos médicos veterinarios y con todo esto de la cuarentena, ver la forma de generar ingresos está peor. Aún se debe a la clínica una parte, por los días de internamiento y tenemos que comprar sus pastillas”, contó.

Es así que, la familia ha decidido hacer estos postres con la cara de Lucas para recaudar fondos y publicarlo en las redes sociales para que puedan tener mayor acogida a la ventas y que se pueda llevar a cabo la recuperación del bello perrito.

Te puede interesar