Gatita fue encontrada con una nota: “Adiós Violet, espero que tengas un buen dueño”

La nota que tenía la gatita estaba atada a su collar y en el un niño se despedía de su adorada mascota.

Esta una hermosa historia que se ha vuelto viral en Facebook. Se trata de un gatito que fue encontrado con una pequeña nota atada a su collar y en el que, al parecer, un niño se despedía de mascota porque no podría tenerla.

La gatita fue encontrada deambulando por las calles y fue llevada al refugio de Animales del Condado de Effingham en Illinois, Estados Unidos, pero era algo muy curioso lo que el animalito tenía en el cuello y mostraba que el gato callejero solía tener un hogar.

Alrededor de su cuello había un collar rosa y una nota que por la dulzura e inocencia en que estaba escrito se interpretó que estaba escrito por un niño que se despedía muy triste de su gatita.

Michaela Muzzy, la rescatista de Violet, decidió compartir a través de su cuenta de Facebook lo que estaba escrito. Leía (corregido por ortografía): "Bye Violet. Creo que ese nombre te eligió a ti. Desearía poder conservarte. Adiós Violet, espero que tengas un buen dueño. Al dueño: Cuídala bien. Por cierto, la llamé. ¡Gracias! Amor, Lacey".

La sincera carta rompió corazones, ya que mo solo un dulce gato extrañaba un hogar, sino que un niño también la extrañaba. "Cuando lo sacamos y lo leímos, simplemente tira de las fibras de tu corazón", dijo a The Dodo Vanessa Skavlem, una oficial de control de animales en el refugio. "Me imagino a un niño que ama este animalito y que sabe que no puede quedarse con ella".

Lo único que el niño el niño en su inocencia quería es que su querida mascota encontrara un buen hogar. Es así que, un buen día, Murray, una noble mujer, quien había leído esta historia en Facebook, fue a adoptar a la hermosa gatita.

“Capturé la publicación y se la envié a mi esposo en el trabajo, y le dije: 'Quiero ir a buscar este gato. Me encanta, háblame de eso '”, dijo Murray. “Y él dijo: 'Sabes que no puedo hacer eso. Si lo quieres, ve a buscarlo”.

Murray se dio cuenta de que el pequeño gato siamés estaba nervioso en el refugio, por lo que decidió llevarla a casa ese día. Y, una vez que regresó a un ambiente amoroso, Violet finalmente comenzó a relajarse: "Ha estado ronroneando y parece muy feliz", dijo Murray.

Murray solo desea poder comunicarse con el pequeño niño que amaba tanto a su gato y hacerle saber que todo va a estar bien: "Pensé en hacerle un pequeño video a esta chica diciendo: 'Querida Lacey, adopté a tu hermosa Violet. Ella va a tener una vida maravillosa, llena de golosinas, acurrucarse y todo lo que podamos darle".

Te puede interesar