¡Museos y sitios arqueológicos esperan por ti! Conoce el protocolo sanitario

Medidas adoptadas por el Ministerio de Cultura para prevenir el contagio de covid-19.

Pasar por el control de temperatura corporal y contar con mascarilla permanentemente durante su visita, forman parte de las medidas de bioseguridad establecidas en el Protocolo Sanitario establecido por el Ministerio de Cultura para prevenir el contagio del covid-19 en las visitas a los museos y sitios arqueológicos ubicados en las diversas regiones del Perú.

El Ministerio de Cultura anunció que, desde el 15 de octubre, se reanudarán las visitas a los museos y sitios arqueológicos públicos, de manera progresiva y por etapas, como parte de la fase cuatro de la reactivación económica del país.

 

(Foto/Pinterest)

El acceso a los museos y sitios arqueológicos será gratuito, desde el 15 octubre hasta el 15 de noviembre, con un aforo máximo del 50 % de la capacidad de cada recinto. Esta “marcha blanca” podría extenderse unos días más. Para la reapertura progresiva se considera las disposiciones del Ejecutivo y se tendrá en cuenta la información de las alertas epidemiológicas del Ministerio de Salud.

Medidas de bioseguridad

De acuerdo al Protocolo Sanitario Sectorial para la implementación de medidas de vigilancia, prevención y control frente al covid-19 en las actividades en monumentos arqueológicos prehispánicos e infraestructura interpretativa asociada, se impedirá el ingreso de visitantes con temperatura corporal igual o mayor a 38°C, así como a los visitantes que no cuenten con mascarilla, o si esta no cubre adecuadamente nariz y boca.

El visitante debe desinfectar su calzado y sus manos con los implementos brindados, al momento de su ingreso al monumento arqueológico, es otra de las medidas preventivas dispuestas en el protocolo.

En el caso de los visitantes en situación de vulnerabilidad y/o pertenecientes a los grupos de riesgo identificados por el Ministerio de Salud (Minsa), el personal encargado debe reiterar las disposiciones de protección que deben adoptar. De existir un riesgo que atente contra su salud, se deberá evitar el ingreso de dicho(s) visitante(s) al monumento arqueológico.

Recorrido en grupos

Los grupos para el recorrido por los museos, sitios arqueológicos e infraestructura interpretativa asociada no deben ser mayor a ocho personas, manteniendo la distancia física establecida no menor a un metro entre cada persona. El guía oficial de turismo, orientador o personal del Ministerio de Cultura a cargo del grupo, deberá verificar el cumplimiento de esta disposición.

 

(Foto/Flickr)

Los recorridos deben ser en un solo sentido, evitando el cruce entre grupos de visitantes a fin de no generar aglomeraciones. Los visitantes deben evitar todo saludo que implique contacto físico.

El guía oficial de turismo, orientador o personal del Ministerio de Cultura a cargo del grupo, debe informar al visitante de no quitarse los elementos de protección personal durante el recorrido, así como de mantener la distancia física establecida no menor a un metro entre cada persona.

Todo residuo sólido deberá ser depositado en los tachos con los que cuente el museo o sitio arqueológico, los cuales deberán contener una bolsa plástica para colocar los residuos. De no haber estos depósitos, el residuo deberá ser guardado por el visitante hasta el momento de retirarse.

Hay que establecer los momentos para el desarrollo de preguntas o comentarios sobre la información transmitida por el guía oficial de turismo, orientador o personal del Ministerio de Cultura a cargo del grupo. 

Se debe evitar que las personas se separen del grupo. El grupo debe mantenerse conformado desde el inicio del recorrido hasta el final. Asimismo, se debe informar a los visitantes el respeto del circuito establecido, así como evitar el ingreso a las áreas no autorizadas. 

El protocolo dispone que queda prohibido el recojo de material arqueológico en superficie y tocar las superficies de los muros arqueológicos por parte de los visitantes antes, durante y después del recorrido.

De presentarse alguna emergencia o incidente durante el recorrido, deberá reportarse inmediatamente al personal a cargo del monumento arqueológico, solicitando el apoyo correspondiente.

Al concluir la visita, se recomendará a los visitantes escribir sus comentarios en el Cuaderno o Libro de Visitas, manteniendo el distanciamiento obligatorio. Sin embargo, de ser posible, se debe implementar y fomentar el uso de medios digitales o canales virtuales para la remisión de comentarios.

Al concluir el horario de visita, los ambientes deberán ser limpiados y desinfectados de acuerdo a lo dispuesto en el Protocolo Sanitario. El personal a cargo del monumento arqueológico prehispánico, deberá registrar oportunamente cualquier emergencia o incidente en el Cuaderno de Ocurrencias.

Supervisión y monitoreo

El Protocolo Sanitario dispone que los directores, responsables y/o encargados de las Direcciones Desconcentradas de Cultura, Proyectos Especiales y Unidades Ejecutoras pertenecientes al Ministerio de Cultura, así como Gobiernos Locales, Regionales y otras entidades públicas o privadas, en el marco de los convenios suscritos con el Ministerio de Cultura, designan un supervisor entre su personal, quien realizará la supervisión y monitoreo del cumplimiento de las indicaciones dispuestas en el protocolo.

El supervisor realiza el monitoreo del personal que labora a través de la Ficha de Control de Salud del Personal, así como el monitoreo del museo o sitio arqueológico e infraestructura interpretativa asociada a través de la Ficha de Control de Limpieza y Desinfección de Espacios en Monumentos Arqueológicos Prehispánicos.

El personal encargado de las tareas de limpieza y desinfección de espacios en museos, sitios arqueológicos prehispánicos e infraestructura interpretativa asociada, deberá firmar una declaración jurada de conocimiento del Protocolo Sanitario, haciendo un uso responsable de los materiales entregados para limpieza y desinfección.

La supervisión realizada deberá ser informada semanalmente, remitiendo un informe con las fichas de control correspondientes, cuaderno de ocurrencias u otros al jefe inmediato superior, a fin de que se adopten mejoras y medidas para la prevención, reducción y contención del impacto sanitario ante el escenario de la transmisión del covid-19.

Otras consideraciones

La apertura de las zonas comerciales comunes (cafetería, librería, tiendas) están sujetas a reglamentaciones nacionales específicas. De tratarse de concesionarios, deberán considerar el Protocolo Sanitario Sectorial correspondiente. 

Los lineamientos generados en el Protocolo Sanitario no eximen del cumplimiento de las normas emitidas por el Gobierno Nacional, con especial atención a las normas reguladas por el Ministerio de Salud, en el marco de sus competencias para la vigilancia, prevención y control del covid-19.

Las medidas señaladas son enunciativas y no taxativas, pudiendo ser de aplicación otras disposiciones o recomendaciones adicionales provenientes del Gobierno Nacional, precisa el documento aprobado por el Ministerio de Cultura.

Para conocer mayores alcances del Protocolo Sanitario hacer click en el siguiente enlace.

Te puede interesar

SÍGUENOS