¡Jardín salvador! 6 plantas para darle un hogar y vida a las abejas

Cultivar especies nativas que duren todo el año es una manera de ayudar a sobrevivir a una especie que es vital para el planeta.

Einstein una vez dijo: “si la abeja desapareciera del planeta, al hombre sólo le quedarían 4 años de vida”.

Esas palabras deberían ser de gran importancia para nuestra vida y cuidado del medio ambiente; sin embargo, pasan desapercibidas.

Lo cierto es que la existencia de esta especie es sumamente importante para nuestra supervivencia ya que un tercio de los alimentos que nos llevamos a la boca son gracias a las abejas.

Su labor de ir de flor en flor buscando polen es un recurso de supervivencia y reproducción para las plantas, ya que estas no se mueven y no tienen contacto entre sí.

Sin las abejas polinizadoras, los árboles no podían reproducirse o dar fruto y esto ocasionaría una crisis alimentaria mundial con hambrunas y enfermedades.

¿Cómo colaborar con las abejas?

La buena noticia es que se pueden hacer pequeñas acciones desde la comodidad de tu hogar para ayudar a la supervivencia de esta especie y así también contribuir con el de la propia existencia humana.

Algo tan simple como cultivar una flor puede ser de vital importancia para permitirle a las abejas seguir haciendo su trabajo y nutrirse.

Conoce qué flores puedes sembrar para ayudarlas y de paso también embellecer tu jardín.

Romero

Un arbusto conocido como aromatizador natural y muy resistente y fácil de cultivar.

Para cultivarla necesitarás de macetas grandes y poca agua.

Lavanda

Conocida por ser una planta aromática en especial en las mañanas. La lavanda alimenta a insectos polinizadores y aromatiza el hogar.

Facelia

El abundante néctar de esta planta alimenta a los insectos polinizadores. Se siembra en primavera-verano.  

Esparceta

Otra planta leguminosa que se usa en huertos porque fertiliza el suelo y ayuda a que crezcan plantas silvestres que alimentan a insectos y aves.

Caléndula

Una flor perfecta para balcones y ventanas. Su vibrante color anaranjado alegra cualquier ambiente y lo mejor es que florece todo el año en climas templados.

Tomillo

Las rosadas y blancas flores de esta planta liban a las abejas de la miel tanto como las silvestres y otros insectos.

Ya tienes alternativas de flores para cultivar en casa o cuando desees adquirir una, piensa en aquellas que puedan resultar útiles y aportar al planeta.

Las pequeñas decisiones pueden hacer grandes cambios en el medio ambiente. ¡Tú decides!

Te puede interesar

SÍGUENOS