Aprende a cultivar acelgas en macetas y balcones en casa

Un huerto en balcones está en tendencia y muchas recurren a usar este espacio o los interiores soleados.

Una manera de reconectar con la naturaleza y descansar un poco de la vida urbana puede ser haciendo un huerto en casa.

Aunque suene complicado en cuanto a la elaboración solo es cuestión de saber qué elementos necesitas y colocarlos de tal manera que puedas armar una maceta con la planta elegida.

Cuando cultivas tus propias hortalizas resulta divertido y beneficioso para ti porque promueve una alimentación sana y de temporada a bajo precio.

Placer de comer lo que siembras

La acelga es apta para novatos en el huerto ya que no tendrá problemas de plagas o enfermedades.

Podrás cosechar sus hojas todo el año en zonas templadas incluso en macetas y su crecimiento se para alrededor de los 5°C.

Un alimento con proporciones altas de vitaminas, minerales y fitoquímicos beneficiosos. Abunda en hierro (2,7 mg/ 100g) y vitamina C (39 mg), una combinación que favorece la absorción mineral.

Serán hasta 13 antioxidantes polifenólicos diferentes que se encuentran en la acelga y que están relacionados con una mejor salud cardiovascular.

¿Qué necesito para el cultivo?

1 maceta de 25 l de sustrato

Plantas de acelga

Sustrato

¿Cómo cultivar las acelgas en balcón?

- Al alcanzar un tamaño considerable, sus raíces se extienden.

- Los plantones deberán estar separados unos 50 cm.

- Serán suficientes dos plantas para disfrutar de las acelgas de vez en cuando en tus preparaciones.

- Necesitan una instalación con sol o con sombra parcial, lo que las hace ideales para balcones o interiores iluminados.

- Requieren de un riego constante durante todo su ciclo.

- Podrás disfrutar de la cosecha en dos meses. A partir de los 60 días aproximadamente ya podrás empezar a recolectarla para tu consumo.

- Puedes ir consumiendo las hojas a medida que crecen. Si quieres alargar su ciclo mejor no arranques la planta entera, ve cortando las hojas a medida que las necesites y así estimularás su crecimiento.

- Asociación de cultivos. Para que las plantas se mantengan sanas y fuertes, puedes sembrar cerca lechugas, cebollas y ajos.

La acelga en la cocina

Las acelgas son verduras muy versátiles y no tienes por qué hacerlas siempre hervidas. Las hojas y las pencas de esta planta tienen tiempos de cocción distintos. Las hojas se cocinarán en 1 minuto o menos.

Sin embargo, las pencas de las acelgas requieren de más tiempo de cocción. Suelen tener hebras duras que debes retirar a mano antes de cocinarlas. Aguantan muy bien cualquier tipo de cocción.

Puedes usarla las pencas más anchas como placas de lasaña (en lugar de la pasta) o asarlas junto con otras verduras (calabaza, papas, camotes, etc).

Ahora podrás hacer tu propio huerto y la primera planta ideal para tus comidas será la más versátil y manejable si no tienes práctica en el cultivo.

¡Conéctate con la naturaleza y come sano en casa!

Te puede interesar