Demuestra tus dotes culinarias con esta tarta de queso sin horno

La tarta de queso es una receta fácil y sencilla de preparar.

Aprovecha los minutos libres que tienes y pule tus dotes para la repostería con una receta fácil de preparar que puedes compartir con amistades y familiares para demostrarles que eres todo un haz de los postres.

Para ello, te presentamos la receta de la tarta de queso sin horno. Los ingredientes son fáciles de conseguir al igual que la preparación.

Ingredientes

- 100g de galletas de vainilla

- 500g de queso crema

- 500 de nata para montar

- 50g de mantequilla

- 100g de azúcar

- 15g de gelatina en polvo

- 300g de mermelada de fresas

Ingredientes

Preparación

- Para preparar la base de la tarta, primero debes triturar las galletas, luego pasarlas por la batidora. Cuando estén batidas, añade la mantequilla a temperatura ambiente y vuelve a batir. La idea es que se consiga una especie de arena fina.

- Enmantequilla el molde para desmontar, luego vierte las galletas batidas en el paso anterior sin dejar ningún espacio visible.

- Aplasta toda la masa hasta que quede uniforme y en el fondo del molde, luego lleva éste a la refrigeradora mientras que realizas los siguientes pasos.

- En una olla coloca la nata, el queso crema y el azúcar, deja que este se caliente a fuego medio mientras remueves la mezcla sin dejar que esta hierva. Debes tener en cuenta que esta se puede quemar con gran facilidad.

- Después de que todos los ingredientes se hayan integrado bien y no contengan grumos, debes añadir la gelatina en polvo (según indica las instrucciones del producto) y remueve para que la mezcla se integre bien.

- Cuando la mezcla esté lista, colócala encima de la base de galletas que se encontraba en la refrigeradora.

- Deja que el molde repose por 10 a 15 minutos y vuelve a meterlo en la refrigeradora.

- Para el dulce que ira en la parte superior de la tarta, harás lo siguiente. Coloca la mermelada en una olla y caliéntala hasta que rompa en hervor, luego añade un poco de la gelatina y mézclalos bien. Retira la tarta y viértelo encima de esta.

- Lo más probable es que falte cuajar, si este es el caso, vuelve a meter el molde en la nevera al menos por 5 a 6 horas, si deseas puede ser toda la noche (de 8 a 12 horas).

Tarta de queso

Cuando haya cuajado, desmonta el molde y sirve en parte iguales. Puedes acompañar este postre con una taza de café o bebida de tu preferencia.

Te puede interesar