Patty Wong aclaró que contó su historia “no para dar pena, sino para no rendirnos” | Video

Patty Wong decidió contar parte de su historia y consiguió llegar a nuestros corazones, pero ella aclara que no lo hizo para que le den una medalla.

La empresaria Patty Wong aclaró que cuando decidió contar parte de su historia personal, no fue para dar pena o que le den una medalla por haber salido de la extrema pobreza.

Así lo manifestó durante una entrevista al programa ‘América hoy’ donde además alentó a las personas a mantenernos unidos y no rendirnos para salir adelante.

Contó que así como muestra sus cicatrices de la cesárea, las cuales considera las más lindas, no tiene miedo de contar sus heridas de guerra, ya que siente que inspira a otras personas.

“(…) Todo lo que yo cuento no es para que me tengan pena o me den una medalla o un cargo político porque no lo quiero sino porque estamos pasando por un momento muy difícil donde mucha gente se quiere rendir. ¡No se rindan!”, señaló Patty Wong.

“Esta pandemia tiene las características de una guerra y el enemigo es el virus. Hay gente que sale a batallar como las Fuerzas Armadas, los médicos, doctores, enfermedades, periodistas. Luego de que acabe esta pandemia habrá un garrotazo a la economía y solo las personas que trabajemos en unidad… (Saldremos adelante)”, agregó la empresaria.

Asimismo, indicó que durante la cuarentena no siempre pudo pagar completo los sueldos de todos sus trabajadores debido a la crisis económica que se dio por el inicio de la pandemia, pero su personal fue su inspiración para seguir adelante.

 “Quiero aclarar que muchos de los locales que tenía eran sucursales, de los que yo he sido gerente. Yo estuve de la mano con mi gente, muchos de ellos fueron comprensivos. Hubo áreas como las de marketing que no cobró para darle al personal que más necesitaba. A mi personal venezolano que tiene familia afuera y que tiene que enviar dinero a su país. A ellos yo no les podía dar el sueldo completo. Fue duro encontrarme (con uno de ellos), verlo delgado y me dijo que lo que yo le daba se lo enviaba a su hija y que solo comía una vez al día. Eso nos dio fuerza para sacar adelante el negocio”, dijo conmovida.

 

Te puede interesar

SÍGUENOS