Fingió tener cáncer terminal para obtener beneficios, pero un error la delató

Kiley White es el nombre de la joven que fingió dolor y malestar por un supuesto cáncer terminal en Estados Unidos, pero la verdad terminó saliendo a la luz.

Una impactante historia de estafa sorprendió a todos en Estados Unidos, debido a que una mujer hizo creer a las personas que tenía cáncer terminal para obtener cuidados y alojamiento gratis; sin embargo, un detalle permitió que la descubran. 

Se trata de Kiley White, una mujer que se aprovechó de la bondad de Linda y Steve a quienes les hizo creer que padecía de cáncer cerebral terminal, con la intención de poder vivir en su hogar sin pagar nada, según indicaron las autoridades policiales en un reporte.

NO TE LO PIERDAS La contundente reacción de una camarera tras ser acosada por un cliente

La mujer estuvo durante cinco semanas recibiendo techo y comida gratis. "Toda la noche se quejaba y gemía y yo le terminaba dando masajes en las piernas" reveló a NBC 10 Linda Evans. "Todos los días se sentían como el último pero todo era mentira, todo una mentira. Sólo quiero que se sepa quién es de verdad esta chica", sentenció. 

White incluso llegó a fingir tener que usar una máscara de oxígeno

La familia confesó que gastaron más de mil dólares con la intención de ayudar a la mujer; sin embargo, al descubrir que todo se trataba de un engaño, decidieron dar parte a las autoridades. White fue arrestada el 12 de julio acusada de robo tras engaño y coso. 

La familia Evans asegura estar devastada tras destapar el engaño

La policía informó que la presunta embaucadora llegó a conocer a la familia por un amigo en común, en el mes de junio. Cuando les dijo que no tenía dónde quedarse debido al supuesto distanciamiento con sus parientes, los Evans la hospedaron sin condición alguna, sin imaginar que sería un engaño. 

“Dale dos píldoras. Estas podrían llegar a ponerla directamente en coma, pero al menos se sentirá cómoda” decía uno de los textos que la misma White se enviaba a sí misma, al hacerse pasar por su enfermera

White salía a diario de la vivienda con la intención de "visitar a su doctor"; sin embargo, los Evans sospechan que salía para poder trabajar como niñera o mesera de un restaurante cercano. Para hacer más real su mentira, la mujer escribía mensajes haciéndose pasar como su enfermera, donde le decía que debía guardar reposo absoluto y tomar ciertos medicamentos. 

"Es simplemente increíble como alguien pudo inventar semejante historia y obtener distintas verificaciones para la misma a lo largo de la mentira" comentó Steve Evans a la cadena NBC.

Antes de su arresto, White se negó a hacer declaraciones a los medios sobre su estafa

Cuando iniciaron las sospechas sobre la mujer, contactaron a la policía y descubrieron que se trataba de una persona con antecedentes en estafa, pero nunca había recibido una acusación formal. 

Te puede interesar