Adulto mayor fue ingresado a la zona COVID-19 sin tener el virus

El exmilitar de avanzada edad llegó con pancreatitis al Hospital de la Policía; sin embargo, los doctores decidieron internarlo en la zona de pacientes con COVID-19.
 

Negligencia total se evidencia en los pacientes que llegan al Hospital Central de la Policía, ubicado en la Av. Brasil. Son innumerables las denuncias que día a día se suman y, al parecer, las autoridades del sector Interior hacen caso omiso

Esta vez un suboficial en retiro de la Policía Nacional, identificado como el ST2 (r) Víctor Félix Candela Villanueva (76), acudió al nosocomio el último lunes con un profundo dolor abdominal, que días después le detectaron que se debía a un cuadro de pancreatitis severo.

Sin embargo, los familiares del paciente denunciaron que la falta de experiencia de los médicos que lo atendieron inicialmente (profesionales de medicina general de reciente egreso), determinaron que frente a la saturación baja de oxígeno del paciente, pensaban que se trataba de un caso del nuevo coronavirus, por lo que lo ingresaron al área COVID, descuidando la pancreatitis del tratante, que con el transcurrir de los días se ha ido complicando su salud.

"Mi padre ingresó el día 18 al hospital PNP por dolor abdominal , en emergencia nos tuvieron todo el día bajo el sol en carpas, sin prioridad de manejo de enfermedad en emergencia. Luego de todo el día lo derivaron a cirugía pensando que era oclusión intestinal , lo cual el cirujano descartó; el especialista diagnóstico por imágenes pancreatitis, sin embargo, ya de noche mi padre saturó 86  y el medico general, inexperto, decidió trasladarlo a área COVID", explicó su hija del militar en retiro.

Una de las hijas de Candela Villanueva señaló que tuvo que exigir que se le haga una prueba molecular a su padre antes de llevarlo al área COVID; sin embargo, los resultados recién se entregarían después de una semana, por lo que tuvo que buscar la forma de que un laboratorio privado se la pueda practicar.

"Luego de múltiples reclamos y quejas, la doctora de emergencia decidió aceptar un análisis de laboratorio externo, que yo le mandé a hacer y salió negativo. Me comuniqué con el general Cabrera jefe del hospital y solicitó informe,  pues los médicos habían dicho que la pancreatitis estaba curada; sin embargo, él no respiraba bien, por ello después de todos esos días de perdidas de tiempo y atención, se le trasladó a UCI", acotó el familiar del paciente. 

Al día siguiente, especialistas de un laboratorio particular le practicó la prueba y en 24 horas le entregó el resultado, determinando que no se trataba de un cuadro de coronavirus.

Hasta ese momento habían pasado tres días desde que fue internado en el hospital, y el paciente se fue agravando debido a que no recibió tratamiento a la pancreatitis, cuadro que al no ser atendido también le ha provocado una insuficiencia respiratoria.

"A la fecha, mi padre está intubado y con ventilador, con fiebre constante. Su pronóstico es reservado y todo porque la pancreatitis hizo distrés respiratoria. El estadio de mi padre se debe a la incompetencia de los médicos y falta de empatía. No hay orden y solo hay indiferencia . Esta penalizado exponer a una persona sana a COVID, de acuerdo al código penal por normas sanitarias", cuestionó una de las hijas del expolicía.

Te puede interesar