Médicos de EsSalud extirparon tumor de un kilo a pequeño de 2 años

Médicos lograron salvar la vida de un niño en hospital Edgardo Rebagliati, donde han desarrollado 2,000 operaciones durante la pandemia por COVID-19.

Médicos del hospital Edgardo Rebagliati de EsSalud extirparon un tumor de un kilo a un menor de 2 años, quien sufría de un mal hepático. La operación salió con éxito y el pequeño tiene ahora una mejor calidad de vida. 

El niño Alvarito fue referido de Arequipa a Lima por presentar un hepatoblastoma, un tipo de cáncer que afecta el hígado y que es poco frecuente en menores de edad. El enorme tumor ocupaba todo el lado derecho del órgano.

Para resolver esta patología, los especialistas pediátricos realizaron una cirugía denominada hepatectomía, con la cual se logró extirpar el lóbulo derecho del hígado, proceso quirúrgico que duró más de 4 horas.

Quimioterapia previa

Previamente, el menor fue sometido a una sesión de quimioterapia para resecar el tumor, labor que estuvo a cargo de médicos oncólogos, explicó el doctor Miguel Olivas, jefe del Departamento de Cirugía Pediátrica del hospital Rebagliati.

Alvarito fue dado de alta el pasado 19 de diciembre. Ahora, deberá seguir sus controles con los médicos oncólogos y pediátricos de forma periódica.

Su madre, la señora Luz Marina, se mostró agradecida con el personal de salud por esta cirugía exitosa que le da una nueva oportunidad de vida a su hijo.

2 mil cirugías con éxito

Por otro lado, el mencionado nosocomio realizó cerca de 2 mil cirugías pediátricas de alta, mediana y baja complejidad durante el año 2020 y en plena pandemia por la COVID-19, lo que evidencia que dicha institución no descuidó la atención especializada a infantes y neonatos en estado crítico que requerían tratamiento quirúrgico.

La asistencia quirúrgica permitió resolver casos de tumores en el hígado, páncreas y cerebro, así como apendicetomías, atresias intestinales y de esófago, fracturas abiertas complejas, entre otras patologías.

Del mismo modo, el doctor Olivas destacó que todas las intervenciones quirúrgicas se desarrollaron preservando las medidas de bioseguridad, tanto para el asegurado como para el personal de salud. Se diferenció una sala quirúrgica para pacientes que eran positivos a la COVID-19.

Cabe mencionar que los cirujanos y pacientes pasaban por una prueba de descarte de coronavirus antes de entrar a la sala de operaciones.

Te puede interesar

SÍGUENOS