Expertos de la OMS llegan a ciudad china de Wuhan para estudiar origen del coronavirus

El equipo deberá seguir el protocolo de prevención contra la COVID-19 del país asiático y guardar cuarentena durante 14 días antes de iniciar con las indagaciones.

Un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargado de investigar los orígenes del coronavirus SARS-CoV-2 llegó este jueves a la ciudad centro-oriental china de Wuhan.

Imágenes retransmitidas por la cadena estatal CGTN mostraron la llegada del equipo al aeropuerto de la ciudad y su recibimiento por parte de personal súper protegido con trajes especiales.

El grupo de expertos deberá seguir el protocolo de prevención contra la COVID-19 del país asiático y guardar cuarentena durante 14 días antes de iniciar sus pesquisas sobre el terreno, así lo indicaron varios medios oficiales del país asiático.

La misión, "prioritaria" para la OMS, está formada por científicos de diversas organizaciones internacionales provenientes de Estados Unidos, Japón, Rusia, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar.

El arribo del equipo causó polémica en las últimas semanas luego de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmase estar “muy decepcionado” por las trabas que Beijing estaba poniendo a la misión, aunque las autoridades chinas negaron estar poniendo impedimentos.

El etíope había elogiado continuamente a Pekín por su participación en la pandemia a lo largo de 2020, algo que le valió duras críticas en Occidente, especialmente por parte de Estados Unidos, cuyo Gobierno ha acusado repetidamente a China de ser la culpable de la propagación mundial del coronavirus.

El objetivo de la misión es hallar el posible origen animal del SARS-CoV-2 y sus canales de transmisión al ser humano; pese a que la teoría inicial es que se propagó a través de un mercado de productos frescos y animales en Wuhan, la prensa oficial china ha impulsado en los últimos meses una narrativa alternativa que asegura que ese brote se podría deber a alimentos congelados procedentes de otros países.

En ese sentido, la agencia estatal Xinhua se apresuró hoy a defender la "buena predisposición" del país respecto a este viaje: "China apoya una investigación científica y basada en los hechos", señala el medio en un editorial publicado este jueves.

Aunque expertos de la OMS ya visitaron China con este propósito en febrero y julio del año pasado —sin que trascendieran demasiados detalles— la organización de esta misión se ha demorado durante meses y ha estado rodeada de secretismo, tanto por parte de ese organismo como de las autoridades chinas.

Lo último que se supo es que han perdido más de 300 estudios, que incluyen los de la viróloga apodada como la mujer murciélago, la que más sabe sobre la COVID-19 en China. Con información de EFE.

Te puede interesar