La azitromicina es ineficaz para tratar a pacientes graves con COVID-19, según estudio

Los resultados del ensayo clínico, realizado en 57 hospitales de Brasil, expusieron que la azitromicina no combate al nuevo coronavirus.
 

Una investigación publicada el 4 de septiembre por un grupo de científicos brasileños concluyó que la azitromicina es ineficaz en el tratamiento de pacientes graves con el nuevo coronavirus.

El ensayo clínico, realizado en 57 hospitales de Brasil y publicado en la revista científica The Lancet, demostró que la azitromicina, el segundo fármaco más usado en el mundo contra la COVID-19, no mejora el diagnóstico de los pacientes graves.

"El estudio sugiere que la azitromicina es ineficaz para el tratamiento del virus, al menos para pacientes graves, pero es bueno recordar que es recomendada en neumonías por bacterias", indicó a Efe Remo Holanda Furtado, cardiólogo del Hospital Israelita Albert Einstein.

La investigación fue realizada por científicos de la llamada coalición Brasil COVID-19, entre los que se encuentran algunos de los mejores hospitales de América Latina, como el propio Albert Einstein o el Sirio Libanés.

La pesquisa, que fue realizado en 397 pacientes con COVID-19 entre el 28 de marzo y el 19 de mayo, comprobó que la azitromicina "no posee algún beneficio a la hora de inhibir la infección viral", como sugerían algunos estudios iniciales, de acuerdo con el especialista de salud.

La azitromicina es actualmente el segundo fármaco más usado en el mundo en el tratamiento de pacientes —en estado grave —con COVID-19, por lo que la prueba puede contribuir para modificar la práctica clínica adoptada hasta el momento en el cuidado de los tratantes.

La Coalición COVID-19 ha desarrollado otras investigaciones desde el inicio de la pandemia, entre ellos uno publicado en la revista New England Journal of Medicine que cuestionó la eficacia de la hidroxicloroquina para tratar el nuevo coronavirus.

La hidroxicloroquina es otros de los fármacos que lideraban las recetas en los pacientes infectados con el virus; sin embargo, con el transcurrir de los meses, gracias a unas pesquisas, se demostró que su efecto contra la enfermedad no eran las esperadas, apunta EFE.

Te puede interesar