¿Cuáles son los peligros del uso excesivo de la dexametasona?

El uso inadecuado de la dexametasona podría ocasionar consecuencias fatales en pacientes con coronavirus.

El uso de la dexametasona puede ser una gran opción para salvar la vida de pacientes con la COVID-19 en estado grave y siempre bajo supervisión médica, pero emplearla en otras situaciones puede ser muy peligroso, con riesgos que podrían incluir hasta la muerte del paciente, advirtió hoy el médico infectólogo Eduardo Gotuzzo.

“El estudio de la Universidad de Oxford ha sido muy claro. El fármaco sirve para pacientes que están muy deteriorados por la infección, que van a usar respiración asistida, que están hospitalizados, no es en cualquier momento. Es allí donde se ha demostrado el éxito”, comentó en el doctor Gotuzzo en una entrevista con Radio Nacional.

Fases de la COVID-19

El galeno reveló que el coronavirus tiene dos fases: la inicial, cuando la persona empieza a llenarse de virus y la segunda fase, que es inflamatoria, cuando los pacientes necesitan ingresar a un hospital para recibir atención urgente.

“La dexametasona ha demostrado que funciona muy bien solo en personas hospitalizadas. En ellos ha reducido la mortalidad en un 25%”, indicó.

El experto recalcó que el uso de la dexametasona en otro momento de la infección puede ser muy peligroso, pues en lugar de reducirla, ayudaría a que la carga viral de COVID-19 crezca mucho más.

“El paciente que se automedica puede sentir un beneficio transitorio, pero cuidado, porque si tienes en el cuerpo, por ejemplo, 10,000 virus vas a tener 20, 000 o 30, 000. Podría aumentar la carga viral”.

Asimismo, el Dr. Gotuzzo señaló que lo peligroso de un caso así es que las personas contagiadas con coronavirus infectarán a más personas próximas a ellas.

“Lo peor viene después. Cuando pase ese efecto, la persona empieza a deteriorarse más rápido porque su cuerpo tiene más virus. A las 48 y 72 horas, los pacientes estarán peor. La recomendación es no auto medicarse”.

Uso de dexametasona en personas con comorbilidades

El especialista advirtió que en personas con enfermedades preexistentes como lupus, artritis reumatoide, entre otras, el uso de la dexametasona debe ser muy vigilada, debido a que podría generar catarata, diabetes corticoide, daño en los huesos y osteoporosis.

Ivermectina y hemorragias

Por otro lado, Eduardo Gotuzzo mencionó sobre el uso de la Ivermectina. El doctor recordó que este fármaco debe ser recetado siempre por un médico y solo durante la primera etapa de la infección.

“Los especialistas hemos sugerido que se use en la fase temprana de la enfermedad, pero eso no significa que se deba usar de manera preventiva o todos los días”.

El uso excesivo de este antiparasitario está creando una situación irreal, empujando “a la gente a sentirse protegido por una medicina milagrosa, sin cuidarse como se debe, con lo cual vamos a tener más casos de coronavirus y más graves”.

“Nuevamente, la Ivermectina debe ser indicada por un médico. Muchas personas que la han  tomado sin prescripción médica han tenido problemas de coagulación (que podría desencadenar una hemorragia). La gente no se da cuenta del enorme daño que implica auto medicarse”, agregó.

Finalmente, el médico Eduardo Gotuzzo pidió fortalecer la vacunación contra la influenza a fin de evitar contagios con este virus y posibles casos graves, los cuales no podrán ser atendidos como se espera, porque la atención sanitaria nacional está puesta en el coronavirus.

Te puede interesar

SÍGUENOS