¿Cuáles son los procedimientos para el manejo de los casos leves de COVID-19?

Minsa estableció que el tratamiento con fármacos podrá iniciarse en los casos leves de coronavirus y que presenten factores de riesgo como tener más de 65 años o comorbilidades.

El nuevo coronavirus ha generado temor en la población, ya que a su paso ha cobrado la vida de miles de personas en todo el mundo; sin embargo, es importante saber cuáles son los protocolos de los pacientes diagnosticados con la nueva enfermedad.

Es así que, el Ministerio de Salud, a través de la Resolución Ministerial 375-2020-MINSA sobre el Manejo ambulatorio de persona afectada por COVID-19, estableció que las personas que son sospechosas de tener el virus y que son consideradas caso leve podrán iniciar tratamiento con medicamentos en caso presenten algún factor de riesgo.

Para ser considerado un caso leve se tiene que tener sospecha de tener COVID-19 y presentar al menos dos de los siguientes síntomas: tos, malestar general, dolor de garganta, fiebre o congestión nasal.

En esos casos, el médico tratante podrá recetar ivermectina o hidroxicloroquina si es que, además, el paciente presenta factores de riesgo como tener más de 65 años o presentar comorbilidades (hipertensión cardiovascular, diabetes, obesidad, asma, enfermedad pulmonar crónica, insuficiencia renal crónica o enfermedades inmunosupresoras).

La norma indica que todos los casos leves deben ser monitoreados por el primer nivel de atención. En caso de presentar un signo de alarma, el paciente será derivado a un hospital. Son signos de alarma: sensación de falta de aire o dificultad para respirar, desorientación, fiebre de más de 38° por más de dos días, dolor en el pecho, coloración azul de los labios o saturación de oxígeno menor de 95.

Te puede interesar

SÍGUENOS