“Ivermectina y Azitromicina deberían formar parte del botiquín”, aseguran especialistas

Médicos de Lambayeque consideran que gracias a Ivermectina y la Azitromicina se ha podido reducir la tasa de mortalidad en la región a causa del nuevo coronavirus.
 

Hasta el momento no existe un fármaco que cure a los pacientes COVID-19 en el mundo; sin embargo, hay medicamentos que alivian algunos de los síntomas que afectan a las personas que son positivas al nuevo coronavirus.

Con la pandemia existe un antes y después a partir de la atención de pacientes con medicamentos específicos como la Ivermectina y Azitromicina, así lo consideran algunos médicos del Hospital Regional Lambayeque, ya que han podido salvar vidas al aplicar el protocolo de atención con estos fármacos.

El médico, Carlos Hidalgo, consideró que se ha notado una disminución de la curva de fallecidos a causa del coronavirus, cuando se ha administrado Ivermectina, principalmente. En ese sentido, considera que si bien la población no debe automedicarse, es preciso que se pueda tener en casa este medicamento, como parte del botiquín familiar, a fin de ganar tiempo durante la atención a un paciente COVID-19 positivo.

Además, precisó que muchas veces cuando se requiere tomar Ivermectina lleva un tiempo adquirirla y el paciente no puede esperar más, ya que el tratamiento es efectivo, mayormente en la primera semana, cuando el virus se comienza a multiplicar en el organismo. Indicó que para todos los casos, se requiere atención u orientación médica.

Esta recomendación coincide con el aporte del médico, Armando Massé, quien hace unas semanas invocó al Gobierno repartir “kits” con los medicamentos básicos para el tratamiento del nuevo coronavirus, a fin de priorizar un tratamiento temprano contra la enfermedad que a la fecha viene cobrando de vida de miles de peruanos.

Te puede interesar