Científico millonario alemán asegura tener la vacuna contra la COVID-19: "¡Ahora soy inmune!"

Winfried Stocker es un prestigioso científico y catedrático de dos universidades que reveló la supuesta cura contra el coronavirus.

La carrera por hallar la cura contra el coronavirus continúa más fuerte que nunca a raíz de los más de 300 mil muertos que se registra en todo el mundo. En medio de los trabajos por alcanzar una cura, un científico alemán aseguró que ya logró una vacuna que lo inmunizó contra la temida COVID-19.

Se trata de Winfried Stocker, el fundador de la empresa Euroimmun, especializada en la producción de sistemas y equipos de pruebas de laboratorio, quien fabricó el componente químico y aseguró que resultó exitoso; al parecer lo probó en él mismo, según sus declaraciones. 

¿Cómo está compuesta la vacuna contra el coronavirus?

“La fuerza con la que el coronavirus nos afecta requiere un enfoque poco convencional. En mi opinión, un programa de vacunación eficaz debe iniciarse lo antes posible. Nuestros científicos fueron de los primeros en crear reactivos para la detección de una serie de enfermedades infecciosas emergentes a menudo en colaboración con especialistas de las principales instituciones de investigación de infecciones”, afirmó el multimillonario.

El profesor de la Universidad de Lubeck (Alemania) y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Wuhan, China, explicó que creó y produjo “una construcción de antígeno con la que los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 pueden detectarse de manera confiable”.

Según sus declaraciones, decidió no solicitar una aprobación oficial para ganar tiempo, por lo que hizo un antígeno basado en el de Euroimmun y se lo inyectó varias veces con la ayuda de un asistente.

“Como se esperaba, se han desarrollado anticuerpos específicos que fueron capaces de neutralizar el coronavirus en el cultivo celular del virus. ¡Ahora soy inmune contra el SARS-CoV-2!”, sostuvo Stocker.

Resultados de la presunta vacuna contra el coronavirus

El científico Winfried Stocker reveló que su sistema toleró bien las vacunas y no tuvo ningún contratiempo, incluso hasta el momento se mantiene con buen estado de salud. 

“Los anticuerpos contra la nucleocápside del virus examinados en paralelo no se formaron, por lo que los anticuerpos anti-S1 probados serológicamente no pueden originarse en una infección de coronavirus que pasó desapercibida durante el período de prueba”, manifestó el empresario alemán.

El científico propuso probar esta vacuna en un pequeño número de voluntarios y luego en representantes del grupo de riesgo.

Te puede interesar