Mallas que frenarían la incontinencia de urinaria en mujeres

No dejes que la incontinencia urinaria complique tu salud, tu vida social y emocional.

La incontinencia urinaria es un problema que afecta a muchas mujeres, alterando su vida social y emocional al no poder contener la orina en momentos como cuando ríen, tosen o hacen deporte, lo que les genera vergüenza e inseguridad y las lleva a aislarse, arruinando su vida social.

El ginecólogo,  Enrique Flint de la clínica San Felipe indicó que cerca de un 6 % de las mujeres menores de 44 años pueden sufrir ese problema y la cifra se eleva con la edad, llegando a un 15 a 20% en mujeres mayores de 64.

Además, mencionó que existen dos tipos de Incontinencia en la mujer: la de urgencia, que se presenta cuándo existe la necesidad de ir al baño a cada rato y a veces no le da tiempo de llegar, y la de esfuerzo, que es cuándo la orina se escapa de manera leve o moderada al toser, reírse, saltar, etc.

2

La  de esfuerzo ocurre por la rotura de ligamentos y tejidos que sostienen la uretra.

Se presenta en mujeres a partir de los 35 años y afecta con más frecuencia a  las mujeres con mayor número de embarazos y  partos, las obesas, estreñidas, tosedoras crónicas, así como las que tienen predisposición genética.

Las pacientes deben tener en cuenta que la incontinencia puede llevar a infecciones urinarias, irritación de piel y, sobre todo, disminución de la calidad de vida de la persona afectada. Además está la parte emocional, la depresión por tener que usar pañales, el miedo a que la gente se dé cuenta de su problema, que sientan el olor de la orina, etc.

Ni que decir de la vida sexual,  donde la pérdida de orina motiva que muchas veces la pareja no quiera seguir teniendo relaciones con ella.

El ginecólogo Enrique Flint dio a conocer que el tratamiento de la incontinencia ha mejorado mucho en los últimos años, para la incontinencia de urgencia hay una serie de medicinas y ejercicios que consiguen aliviar a buena parte de las pacientes, y en los casos que no responden al tratamiento médico se puede usar inyecciones  de botox dentro de la vejiga con buenos resultados.

“Usualmente se aplican pequeñas cantidades en 20 a 30 puntos diferentes de la vejiga, lo que se hace mediante cistoscopía,  un aparatito con cámaras que se introduce dentro de la vejiga a través de la uretra, siendo un procedimiento que se hace con una simple sedación de la paciente”, expresó el especialista.

1

Para los casos de incontinencia de esfuerzo el tratamiento es muy rápido y efectivo: se coloca una malla por debajo de la uretra, en un procedimiento que se hace por vía vaginal, sin anestesia general ( solo sedación ),  no deja cicatriz, es rápido y la paciente sale de alta al día siguiente de la operación totalmente curada. 

La tasa de complicaciones es muy baja.  “La malla le brinda un piso firme a la uretra e instantáneamente corrige el problema de incontinencia. 

Su uso es un enorme avance en el tratamiento de esta dolencia tan común en las mujeres, que ya no tendrán que seguir usando pañales y podrán llevar una vida normal”, concluyó el ginecólogo Enrique Flint.

2

Te puede interesar