Conoce cómo cuidar la piel de tu bebé

Estos concejos te ayudará a cuidar la piel de tu pequeño. 

Desde el momento del nacimiento de nuestros bebés buscamos dar los mejores cuidados por lo que adquirimos diferentes productos para protegerlos. La piel de los pequeñitos es muy delicada y requiere un control adecuado.

Asimismo, el portal Guía Infantil señala que la piel del recién nacido es de un 40 a un 60 % más delgada que la de un adulto y, por tanto, es más susceptible a muchas sustancias, que pueden resultar tóxicas.  

Es por ello que los productos de aseo y cuidados de la piel del bebé deben contener una concentración de componentes especial para ellos. Además, debido a su delicada piel es más susceptible a las pérdidas de calor y de agua.

bebé

Además, debido a que su piel es químicamente menos ácida, debido al ácido láctico y a un bajo contenido en ácidos grasos, disminuye su resistencia a agentes infecciosos y parasitarios. Durante los primeros años del menor el tejido que cubre el cuerpo todavía no desarrolla la cantidad suficiente de mecanismos defensivos porque sus glándulas sebáceas son escasas y el sistema inmune (de defensa) es inmaduro todavía.

Entonces, si no tenemos los cuidados necesarios con el cuidado de la piel del bebé ya, que se encuentra expuesta al clima, roce de ropa, agua, sol, y las infecciones. ¿Qué debemos hacer en invierno? La página antes mencionada nos brinda los siguientes datos. ¡Atenta!

Invierno

En la estación de invierno, la piel del bebé debe estar debidamente protegida ante los daños que provoca el frío. Es así que los dermatólogos coinciden en que se debe evitar dar baños muy calientes a los más pequeños durante los días más fríos del invierno, para evitar que la piel se quede reseca, áspera o agrietada.

Adicionalmente, el agua debe tener una temperatura de 30 a 32 grados centígrados, y el baño no debe durar más de 15 minutos. En las épocas de más frío debemos evitar el uso de jabones y esponjas porque pueden retirar la capa de grasa que existe en la superficie de la piel y que evita la pérdida de agua. Los jabones de glicerina son los más indicados para los bebés.

Verano

Esta época del año también genera daños en la piel de nuestro bebé. Debido al sofocante calor los padres optan por salir al aire libre con sus pequeños para poder refrescarse, por lo que es necesario protegerlos de los rayos del sol.

También se tiene que aumentar a la rutina del cuidado, el uso de protectores solares, además, no olvidar ponerles sombreros o una sombrilla de manos. Estar atenta también a las picaduras de insectos utilizando repelentes y pulseras que alejan a los insectos de los bebés y de los niños pequeños.

mamá e hija

Alimentación

Es conocido que una buena alimentación ayuda a tener nuestro organismo saludable y ello incluye la piel. Entonces, todo lo que coma tu bebé se reflejará en el tejido que cubre su cuerpo por lo que se debe evitar alimentos que pueden causar alergias e introdúcelos en su dieta de uno en uno y a la edad a la que te marque el pediatra.  

Te puede interesar