¿Se puede morir de risa? La ciencia te lo explica

Las cosquillas suaves pueden ser placenteras, pero en exceso pueden ser una tortura.

Seguramente le has hecho cosquillas a alguien para hacerlo reír o te lo han hecho a ti, pero ¿recuerdas esa sensación cuando quieres que paren las cosquillas? Pues, sí esa desesperación desencadena un dolor de estómago de tanto reírte y hasta sientes ganas de orinar, ya no es tan placentero.

De acuerdo a la publicación de la web “Muy Interesante”, las cosquillas son una reacción de autodefensa del organismo que en otras palabras, “es un instinto primitivo que obliga a reaccionar al cuerpo ante situaciones de peligro como, por ejemplo, prevenir los ataques ponzoñosos de una araña o un escorpión que caminan sobre la piel”.

Cuando hay un exceso de cosquillas, la persona puede perder el control de su cuerpo y podría sentirse estresada, desesperada, hasta ansiosa, y aunque no lo creas puede ser más peligroso de lo piensas, esto puede terminar matándola, pero quieres saber ¿por qué?

Y es que, la situación de estrés que producen las cosquillas en exceso pueden ocasionar un fallo cardiaco si la persona tiene problemas del corazón. Además, reírse mucho como resultado de las cosquillas, hace que los músculos involuntarios que controlan la respiración, puedan causar espasmos o asfixias.

Si bien ambos casos no son muy comunes, sí lo es la molestia que puede provocar en una persona víctima de demasiadas cosquillas.

Y a ti, ¿te gustan las cosquillas o no?

cosquillas

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS