¿Practicar deporte en ayunas te hace perder más peso?

Los expertos responden qué pasa con nuestro cuerpo cuando entrenamos sin anda en el estómago. 

Existen muchas informaciones en torno a las dietas y cuáles son los mejores entrenamientos para bajar de peso; sin embargo, no todas tienen resultados favorables. Asimismo, se encuentra varias versiones en torno a que la pérdida de peso tiene que ver con los entrenamientos en ayunas.

Ante la práctica de deporte en ayunas, algunos estudios mencionan que existe beneficios terapéuticos, más allá del entrenamiento, para reducir el riesgo de diabetes o el cáncer. Sobre este tema, ¿qué explican los especialistas?

"Desde un punto de vista científico, es cierto que entrenar en ayunas puede ser beneficioso para la pérdida de grasa. La explicación es sencilla: el cuerpo no tiene nada en el estómago ni en el hígado, por tanto, no existe ni fuente de energía ni glucógeno. De esta forma, el cuerpo está 'obligado' consumir grasa para sacar el trabajo adelante. Sin embargo, conviene resaltar que entrenar en ayunas no es apto para todo el mundo, hace falta tener una vida deportiva activa y estar acostumbrado a hacer deporte”. explican los entrenadores de Infinit Fitness.

deporte

Asimismo, los expertos mencionan que las personas que no están acostumbradas a realizar deporte es probable que sienta mareos, vómitos, etc. Por esta razón "los entrenamientos en ayunas no deben ser la tónica general, se pueden realizar de vez en cuando y, sobre todo, sopesando muy bien la carga de entrenamiento, los descansos, la intensidad y la duración”.

Las personas que realicen este tipo de entrenamiento no deben sobrepasar los límites de entrenamiento ya que podría ser más perjudicial que beneficioso ya que podríamos perder masa muscular o los aminoácidos necesarios para no sufrir lesiones o bajada de nuestro rendimiento.

Lo que tampoco conviene es que la persona alargue mucho el desayuno “más de doce horas desde que cenamos el día anterior hasta que entrenamos al día siguiente sería demasiado", explican.

En resumen, los conocedores del tema recomiendan que si la persona no está acostumbrada a realizar deportes en ayunas no se debería realizar. “si lo que buscamos es ayudar a quemar grasa, podemos ir al gimnasio a primera hora después de un desayuno ligero (una tostada, un zumo o una pieza de fruta), pero nunca en ayuno total”.

desayuno

Cabe señalar que ante cualquier cambio de rutina a nuestro entrenamiento es recomendable pedir ayuda a un especialista y no olvidar que debemos ser pacientes; ya que en deporte no existen los caminos rápidos, si no los correctos y efectivos.  

Te puede interesar

contenido patrocinado

VIDEO TIPS

SÍGUENOS