¿Sufres de ampollas? Estos remedios caseros te interesarán

Las molestas ampollas que aparecen en las manos y pies, pueden ser tratadas de forma sencilla con estos remedios caseros.

Las ampollas son una pequeña bolsa de piel inflamada que contiene en su interior un líquido, esta se suele presentar en las manos y los pies llegando a ser una gran molestia que nos obliga a recurrir a un tratamiento para eliminarlas.

Sin embargo, no es necesario someterse a costosos tratamientos, ya que, existen, según el portal web “Mejor con Salud”, una variedad de remedios caseros que se pueden aplicar en la zona afectada para subsanar el malestar que generan.

1. Agua con sal: Esta mezcla ayuda a desinfectar la zona afectada eliminando las bacterias que ocasionan la aparición de las ampollas. Solo bastará con que sumerjas el área infectada en abundante agua caliente con sal.

Agua con sal

2. Aloe vera: Esta es una planta medicinal con propiedades cicatrizantes que penetran fácilmente en la piel y aceleran la curación de la ampolla. Para aplicarla necesitas extraer la pulpa y colocar un poco de esta en la zona afectada.

3. Harina de maíz: Este insumo es ideal cuando la ampolla ya ha reventado, pues evita que esta se infecte. Para utilizarlo, necesitas mezclar una cuchara de maíz con una de miel para formar una pasta que debes aplicar en la zona afectada.

Harina de maíz

4. Zanahoria: Sus propiedades para el cuidado de la piel combaten las molestas ampollas. Para preparar este remedio casero necesitas rallar una zanahoria y formar una pasta, cuando esté lista, aplícala en la zona afectada durante 15 minutos.

5. Vinagre de manzana: Este ingrediente es ideal para cicatrizar heridas, ya que, funciona como un antibiótico que limpia heridas y elimina bacterias. Aplica en la ampolla una mezcla de vinagre con agua (cantidades iguales)

Vinagre de manzana

6. Vaselina: Si deseas aplicar este producto, asegúrate que sea de noche, pues debido a su composición pegajosa puede ser un poco incómodo.

7. Prevención: La mejor forma de curar una herida o malestar es previniendo. En caso cuentes con la piel sensible o propensa a la irritación, te recomendamos que utilices una curita o cinta adhesiva para que no se forme una ampolla.

Curita

Ten en cuenta que, si la ampolla llega a infectarse o no sabes cómo tratarla, lo preferible es que acudas con un especialista para que evalúe tu caso y te brinde la mejor recomendación.

Te puede interesar