¿Sabías que necesitamos tres semanas de vacaciones al año para alargar nuestra vida?

Recargarnos de trabajo y reducir nuestras vacaciones solo complica nuestra salud, ya que solo provocamos que nos estresemos más.

Por lo general, solemos trabajar mucho y descansar poco. Incluso en algunas oportunidades nosotros vendemos nuestras vacaciones para poder generar más ingresos. Pero de que vale que tengamos más dinero si no vamos a poder disfrutarlo.

Además, trabajar mucho y recargarnos de estrés es contraproducente. Según un estudio de 40 años, el cual fue presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología de Munich, Alemania, el ser humano tiene que disfrutar de vacaciones como mínimo de tres semanas al año, esto le puede ayudar a alargar la vida.

Esta investigación, la cual la lideró la Universidad de Helsinki, en Finlandia, señala que los hombres con riesgo coronario gozan de mejor salud y alargan su vida si toman tres semanas libres al año.

Los especialistas indican que, si tenemos pocos días de vacaciones, esto puede ser incentivo para aumentar el estrés, el cual luego repercute en nuestra salud, nos perjudica sobre todo con problemas cardiovasculares.

“No creas que por llevar un estilo de vida saludable en otros aspectos, ya van a compensar el hecho de no tomarnos vacaciones”, asegura Timo Strandberg, investigador de la Universidad de Helsinki y autor principal del estudio. “Las vacaciones pueden ser una buena forma de liberar el estrés”, agrega el especialista.

El estudio analizó a un total de 1222 ejecutivos de mediana edad, en los años 70, y que nacieron entre 1919 y 1934. Aquí descubrieron que la menor cantidad de descanso, solo recorta el tiempo de vida.

“El daño causado por el estilo de vida intensivo se concentró en un subgrupo de hombres con vacaciones anuales más cortas. En nuestro estudio, los hombres con vacaciones más cortas trabajaban más y dormían menos que los que tomaban vacaciones más largas. Paradójicamente este grupo pertenecía al grupo en el que se había realizado algún tipo de intervención, ya sea información médica o tratamiento con fármacos”, concluye Strandberg.

 

 

Te puede interesar