¿Sabías que la adicción al sexo ya es considerada una enfermedad mental?

Por muchos años se ha debatido esta interrogante, pero los especialistas acaban de declarar la adicción al sexo una enfermedad mental.

Este año, la Organización Mundial de Salud incluyó en la Clasificación de Enfermedades (ICD por sus siglas en inglés), al trastorno de comportamiento sexual compulsivo. Con esta situación, la adicción a las relaciones sexuales o la hipersexualidad es considerada una enfermedad mental.

¿Cómo se identifica este trastorno en los seres humanos?

Este trastorno se detecta como un patrón persistente o el fracaso del control a los impulsos sexuales recurrentes e intensos, lo cual podría generar el comportamiento sexual repetitivo.

¿Cuáles son los síntomas?

1.Siempre tiene ganas de tener sexo

Una persona sin ningún tipo de trastorno gusta mucho del sexo, pero los que padecen de hipersexualidad siempre están pensando en relaciones sexuales y no tienen otro tema de conversación.

2.Tener sexo constante se transforma en prioridad.

Las personas evaden sus responsabilidades para poder tener relaciones sexuales.

3.Buscan tener sexo sin importar las consecuencias

A veces las relaciones sexuales casuales podrían ser algo peligrosas, por lo que decidimos mejor no tenerlas. Este raciocinio no sucede con las personas que padecen el trastorno, ya que no miden las consecuencias, solo por tener sexo.

4.No puede dejar de pensar en ello, aunque lo intente

Alguien con trastorno de comportamiento sexual compulsivo se da cuenta que no puede dejar de pensar en tener sexo, e intenta dejar de hacerlo, pero no puede. Es como la adicción al alcohol o al cigarro, se necesita de un especialista.

¿Cuáles son las causas?

El trastorno de comportamiento sexual compulsivo, según la Clínica Mayo, no tiene causas totalmente definidas porque cambian en cada una de las personas.  Lo que sí se puede afirmar es que se suele encontrar un desequilibrio químico en el cerebro.

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS