YouTube borra video del promotor del dióxido de cloro: "Infringe las normas"

Youtube decidió eliminar el vídeo de Andreas Kalcker y él arremetió contra los medios peruanos por 'desprestigiar' su investigación del dióxido de cloro.

YouTube decidió retirar de su plataforma un video del supuesto investigador Andreas Kalcker, quien promueve el consumo del dióxido de cloro y lo señala como la cura del coronavirus SARS-CoV-2. Para la famosa red social, el material infringe las políticas de la comunidad.

En su material Kalcker acusó a los medios de comunicación del Perú de haber iniciado una campaña de desprestigio contra el dióxido de cloro o CDS, un producto que —sostiene— proviene del MMS o clorito de sodio.

“Afirmar que la sustancia es tóxica a 30 mg/L sin evidencia científica es irresponsable. Negar su eficacia en el tratamiento para el SARS COV 2 (COVID 19) sin previo análisis, estudio científico es negarle a la verdadera ciencia contribuir en la recuperación de la salud humana en plena pandemia”, dijo.

Por el contrario, no hay ninguna prueba de que el dióxido de cloro sea útil contra la enfermedad COVID-19. La FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos), la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios e incluso la OPS han alertado sobre este producto.

“La Organización Panamericana de la Salud (OPS) no recomienda utilizar productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio por vía oral o parenteral en pacientes con sospecha o diagnóstico de COVID-19, ni en ningún otro caso, porque no hay evidencia sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos”, señaló el 16 de julio pasado.

No obstante, Kalcker insiste en su video que hay una campaña de descrédito y difamación tendiente a dañar su imagen pública y su investigación. En ese sentido, solicitó una rectificación o por el contrario tomará acciones legales.

Empero no difundió referencias precisas de estudios o evidencias científicas que avalen su teoría. Sí se refirió al caso de Bolivia, donde el Senado aprobó el uso del CDS, pero no mencionó que el Ministerio de Salud de ese país advirtió sobre los peligros de su consumo.

Con información de: La República.

Te puede interesar