Todo lo que debes saber antes de hacerle masajes a tu bebé

 

 

 

Los bebés encuentran la calma y relajación cuando reciben masajes y les resulta mucho mejor cuando viene de la mamá o papá. Ellos son muy sensibles al tacto y responden de una manera favorable. 

Cuando la madre o el padre le realiza los masajes a sus hijos fortalecen una relación, de modo que, se hace más sólida. Ellos son felices cuando se acurrucan en los brazos de sus seres queridos. 

Beneficios de los masajes en los bebés

Los bebés se sienten más tranquilos, alegres, protegidos y establecen una relación más fuerte con la mamá, si es que ella es quien está haciendo los masajes. 

Si un bebé está inquieto, los masajes lo puede tranquilizar, por ello, si tu bebé está llorando mucho, eso puede ser una excelente opción.

Lo libera de estrés, relaja sus músculos, estimula su sistema nervioso y el correcto desarrollo de su sistema. Con un poco de masajes puedes ayudar a que tu pequeño se quede dormido más rápido, así que también estimula al sueño.  

¿Cuándo puedo hacerle masajes a mi bebé? 

Si son muy pequeños debemos tener cuidado, pues cuando nacen ellos tienen la piel más débil y deben esperar por lo menos quince días para desarrollarse mejor. 

Lo mismo sucede con su ombligo, pues de ahí se desprendió el cordón umbilical y también implica que debe pasar un tiempo para secarse y estar apto para recibir los masajes. 

Te puede interesar

SÍGUENOS