Ecuador: Anciano con depresión se suicida al no soportar la pérdida de su hijo por COVID-19

El hombre de 84 años no soportó la ausencia de su hijo y la suspensión de un tratamiento médico y decidió prenderse fuego. 

Segundo Darío Vizuete Orosco (84) decidió acabar con su vida al no poder sobrellevar la depresión que lo oprimía. El octogenario comenzó a deprimirse cuando perdió a su hijo quién murió a causa del COVID-19 y, además, le habían suspendido una intervención quirúrgica por la emergencia sanitaria que atraviesa Ecuador.

Don Segundo sumergido en la depresión salió de su casa la madrugada del último sábado y se dirigió hasta el parque que está al frente del hospital cantonal de Yaguachi en Guayaquil. Se bañó en combustible, se arropó con una sábana blanca y se prendió fuego.

Confesó su intención de suicidarse

Hasta el lugar del suicidio, llegó la hija del difunto, Lucy Vizuete Sánchez, quien reconoció los restos de su padre. Entre lágrimas, la mujer confesó ante las autoridades que unos días antes, su padre le había contado sus intenciones de suicidarse.

“Me dijo que iría al parque a tomar aire, no le tomé mucha importancia y seguí durmiendo”, confiesa desconsaladamente la hija del fallecido.

Pensaba que había sido contagiado del COVID-19

Según rumores de los vecinos de Don Segundo, el hombre había llegado a pensar que era portador del COVID-19 y no quería perjudicar a los suyos. Sin embargo, nunca se pudo confirmar o descartar si padecía o no de la enfermedad. La familia tampoco se pronunció al respecto.

Dato

-En el lugar donde decidió ponerle fin a su existencia solo quedaron unos zapatos calcinados y una enorme mancha negra, creada por el fuego que lo envolvió y lo alejó de este mundo.

-El fallecido era jubilado, se dedicó gran parte de su vida a conducir la ambulancia del hospital cantonal de Yaguachi.

Te recomendamos ver el siguiente vídeo

Te puede interesar

SÍGUENOS