Pregunta del siglo ¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer?

Hay quienes aseguran que si es posible pero también hay quienes creen que siempre hay atracción o deseo en alguna de las partes.

Mucha gente siempre ha tenido y tiene esta pregunta que parece no tiene respuesta o quizás sí para los más seguros y seguras que de tanto preguntárselo han decidido hacerles frente a sus dudas y ser honestos consigo mismos.

Las frases y preguntas pueden ir de “solo somos amigos”, “nunca pasará nada entre nosotros”, “pasó algo entre nosotros, pero ya fue”, entre otras más.

Pero ese suele ser el pensamiento colectivo y quizás hace falta la opinión de quien está más familiarizada con el tema.

La licenciada en psicología Rosina Duarte, libera en 3 preguntas algunas dudas de siempre y que conviene tener en cuenta como una segunda opinión además de la colectiva y la propia.

¿Un hombre y una mujer pueden ser amigos?

Esto depende de los miembros de la relación y de las intenciones que tengan acerca de ella.

Por un lado, hay vínculos afectivos desinteresados de todo tema sexual, por lo que se considera posible una amistad genuina con personas del sexo opuesto.

Sin embargo, también hay relaciones en las que las personas pueden tener intereses en común pero también puede existir atracción física.  

¿Si hay atracción no puede haber amistad?

La amistad es un vínculo afectivo por el que se entiende que hay sentimientos como el cariño y el amor desafectivizado sexualmente.

Si hubiera un deseo o atracción sexual por parte de alguno los dos, ya no se podría hablar de una amistad verdadera.

¿Conviene tener a los hombres como amigos?

No debería prescindirse de la amistad solo por el hecho de que una persona sea del sexo opuesto, pues es uno de los pilares de la vida.

Lo que se sugiere es considerar que el vínculo puede estar libre de intereses sexuales y que logrará crecer sin importar de qué sexo sean las personas en compañía.

En conclusión, siempre habrá quienes crean que no existe la amistad entre el hombre y la mujer; sin embargo, también estarán los que crean que sí, aunque “con derechos”, pero ese es otro tema aparte. ¿Qué opinas tú?

Te puede interesar

SÍGUENOS