Estas son las palabras que necesitas para ser una mujer libre y fuerte

Nada como un poema para reforzar el alma, para convertir nuestro espíritu en un área de fuego que no se pueda apagar jamás. El poema “Serpiente de turquesa” nos llama a encontrar a esas mujeres “libres y fuertes”.

Los poemas, o la poesía en general, no es muy bien recibida por el grueso de la gente. Se trata de uno de los géneros más hermosos y todo un ejercicio que implica el uso correcto de las palabras.

Es, precisamente, el poder de la palabra el que puede darnos el empujón para alcanzar los objetivos y para demostrarnos a nosotras mismas que somos mujeres fuertes y libres. El portal Cultura Colectiva nos trae el poema “Serpiente de turquesa” de José Tochtli Fioravante que reproducimos a continuación:

“Mujer escudo, blasón del mayor imperio, arma de piedra húmeda por las gotas salvajes de viriles dedos, manantial de arena virginal, abundancia suicida de la fertilidad en exceso.

Ámbar caliente de sus senos, inefable sabor del cielo que penetró la piel del siervo, hizo estragos, destruyó porque fue veneno, miel elixir con la que se abonaron los huertos del nuevo mundo descubierto.

Cuerpo de mujer, lanza milenaria empuñada por los dioses primigenios; cortó y decapitó porque fue de hierro, pero también encumbró y curtió el tiempo, navaja de dos filos, útero embelesado, bendito y funesto.

Mujer cuchillo que nos diste el universo eterno, cuatrocientas almas abatidas en el suelo por el pertrecho verde cálido, aliado solar, serpiente de fuego.

Muerte y vida en el mismo instrumento, causa y efecto, defecto en los derroteros de mi pueblo”.

 

Te puede interesar