Dos peluqueras infectadas por la COVID-19 evitaron contagios gracias al uso de la mascarilla

El caso de dos peluqueras contagiadas con el nuevo coronavirus en Estados Unidos nos revela la importancia del uso de las mascarillas. 

En Estados Unidos dos peluqueras se contagiaron de la COVID-19 y a pesar de haber tenido contacto con más de un centenar de clientes se comprobó que no lograron transmitir el virus durante la atención debido al uso de la mascarilla.

Gracias a un estudio del Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos se supo que en una peluquería de Springfield, una ciudad de Misuri, dos peluqueras atendieron a 139 personas mientras tenían los síntomas del nuevo coronavirus, según informo El País.

“Entre 139 clientes expuestos a dos peluqueras sintomáticas con covid-19 confirmada, mientras las peluqueras y los clientes llevaron mascarillas, no se reportaron casos derivados; a 67 clientes se les hicieron pruebas y todos los resultados fueron negativos. La adherencia de la comunidad y de la empresa a la política de llevar mascarilla probablemente mitigó la transmisión del SARS-CoV-2″, indica el mencionado estudio.

Después de darse a conocer el caso de las dos peluqueras, las autoridades sanitarias del departamento estadounidense se contactaron con los 139 clientes que podrían estar infectados para realizarle una prueba de PCR. Del total 67 personas aceptaron, es decir, el 48 % y a todos se les solicitó que permanezcan en confinamiento por 14 días y que se contactaron en caso presentaran síntomas. Ninguno informó algún cambio.

No obstante, las personas que tuvieron un contacto más cercano con las peluqueras infectadas no corrieron la misma suerte. En el caso de una de ellas, las cuatro personas con las que tuvo más proximidad dieron positivo al nuevo coronavirus: su marido, su hija y un compañero de piso.

De otro lado, no todos los clientes utilizaron el mismo tipo de mascarilla pues según el informe el 47% llevó  una mascarilla de tela, el 46% una mascarilla quirúrgicas, el 5% una mascarilla N95 y el 2% no recuerda de qué tipo eran. En ese sentido, resulta sumamente importante que las peluqueras hayan portado durante todo momento los cubrebocas para evitar la trasmisión de la COVID-19.

Y es que a pesar de que en EE. UU. el presidente Donald Trump no haya manifestado la obligatoriedad de este implemento de protección la población y los centros de belleza y peluquerías prefieren llevarlo por su propia salud y la del resto. Una prueba que nos revela la importancia de este artículo de bioseguridad, sobre todo, al ir a una estética. 

Te puede interesar