La tuna y su potente acción antioxidante nos ayudará a regenerar la piel del rostro

Conoce todos los beneficios que la tuna posee y que también nos servirán para combatir el envejecimiento de la piel

La tuna es una fruta rica en fibras, proteínas y minerales como el calcio, fósforo y potasio que poseen múltiples beneficios para la salud, pero también nos pueden servir para nutrir, hidratar y tonificar la piel.

Y, además, gracias a los diversos antioxidantes y nutrientes que posee la tuna, podremos aprovechar su potente acción rejuvenecedora para mejorar el estado de nuestra dermis.  

¿Cuáles son las propiedades de la tuna?

Entre algunas de los principales nutrientes que tiene la tuna se encuentran las vitaminas A, complejo B y C, minerales, calcio, magnesio, sodio, potasio, hierro, celulosa, hemicelulosa, pectina, y mucílagos. Y actualmente es bastante consumido para mejorar el proceso digestivo, reducir la inflamación, mejorar el metabolismo y cuidar la piel.

Humectante natural y regenerador de piel

La tuna, también llamada nopal, posee una gran cantidad de vitaminas C y E, dos de los nutrientes principales para mitigar las arrugas de la piel desde adentro. Estas propiedades tienen una gran actividad antiinflamatorio y antioxidante que combaten los radicales libres que se forman en el organismo y dañan la producción de elastina y colágeno.

Estos beneficios se aplican a la piel del rostro y la del cabello pues en ambos casos contribuirá a la regeneración celular. Además, de ello gracias a la presencia de mucílagos, β – sitosterol y los ácidos ferúlicos y ácidos oleicos nos ayudará a proteger la piel de los daños solares.

Asimismo, debido a la producción de ácido salicílico y ácido linoleico la tuna sirve para prevenir las manchas solares y la aparición de arrugas. El consumo de esta fruta nos brinda todos estos beneficios para la piel así que no dudes en incluirlo más a menudo en tu dieta.  

Te puede interesar