Cubo de hielo: Tu mejor aliado antigrasa cada vez que te pongas la mascarilla

Aplica este tip de belleza antes de utilizar la mascarilla para cerrar los poros del rostro y evitar la grasa en la piel

En tiempos donde el uso de las mascarillas es indispensable para cuidarnos del nuevo coronavirus, la grasa en el rostro se ha convertido en un problema recurrente cada vez que tenemos que salir.

Es por ello que además de emplear una adecuada limpieza facial al dormir y despertar debemos echar mano de algunos recursos para contrarrestar el exceso de sebo en la piel. Una de las claves es mantener los poros cerrados y para lograrlo no necesitamos gastar de más, tan solo unos cubos de hielo.

¿Cuáles son los beneficios de aplicar hielo en el rostro?

-Cierra los poros abiertos

-Evita la aparición de puntos negros y espinillas

-Combate y previene las arrugas

-Rejuvenece la piel

-Estimula la circulación sanguínea

-Disimula las ojeras del rostro

-Desinflama la hinchazón en los ojos

En el mundo beauty la aplicación de cubos de hielo en el rostro como tratamiento facial efectivo y casero para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel es bastante extendido. Celebridades y actrices como Drew Barrymore los incluyen dentro de su rutina diaria y sus resultados son increíbles.

Asimismo, también es muy empleado para cerrar los poros de la piel, luego de la limpieza facial, y es un excelente tip antes de aplicar el maquillaje. Por ello ahora mismo es un truco que no podemos dejar pasar y que debemos comenzar a incluir en nuestro día a día cuanto antes.

¿Cómo aplicar correctamente los cubos de hielo en el rostro?

Sea cual sea el propósito por el que utilices los cubos de hielo en el rostro la forma correcta de realizarlo será a través de un paño delgado pues no es muy recomendable ponerte el cubo de hielo directamente.

Recuerda que no debes tener maquillaje en el rostro y tu piel debe estar limpia antes de comenzar. Coge un par de cubos de hielo del refrigerador y envuélvelos en una tela fina. Luego comienza a frotarlos en tu cutis con movimientos circulares por un par de minutos, sobre todo, en la parte de la nariz y frente pues son las zonas que más tienden a engrasarse fácilmente. De esta forma conseguirás cerrar los poros de tu piel con un método muy accesible y sencillo de aplicar. Puedes usarlo en la mañana y en la noche para sentir tu piel más fresca y renovada.

Te puede interesar