#Aprendoencasa: Nada mejor que la palta y la leche para hidratar la piel al instante

Para el cuidado de la piel y el rostro nada mejor que una mascarilla con un poco de palta y leche. 

La palta es un regalo de la naturaleza para nutrir, hidratar y proteger nuestra piel. Ya sea que tengamos una piel mixta, seca o grasa este poderoso alimento puede hacer milagros en nuestro rostro y sorprendernos con sus efectos. 

Si tienes algunas zonas del cutis resecas y sientes que necesitas con urgencia un tratamiento de belleza restaurador entonces tienes que probar esta mascarilla que combina tres ingredientes naturales que seguramente ya tienes en casa. 

Beneficios de la palta en la piel 

La palta es excelente para las pieles secas, maltratadas por el sol y que requieren ayuda urgentemente. Si bien es importante también acudir al dermatólogo mientras concretamos una cita podemos ir nutriendo nuestro cutis con este ingrediente.

"El aceite de palta es un aceite espeso, penetrante, que se absorbe muy rápidamente ya que se parece en su composición al sebo de la piel. Contiene ácidos poli insaturados (omega 3) que son necesarios para mantener la membrana plasmática de las células sana y reforzada, promoviendo la conservación de los niveles de hidratación. A su vez estos ácidos restauran la función de barrera de la epidermis y la inmunidad de la piel", explicó Brenda Fontana, Store Manager de Kiehl´s Alto Palermo.

Además, sirve como un bálsamo para la piel. "La vitamina A que contiene es útil en el tratamiento del acné, la psoriasis y los efectos de la exposición solar como manchas y quemaduras. Por su parte, la vitamina C estimula la tersura y luminosidad del rostro", asegura la Dra. María Rolandi Ortiz, Directora del centro de estética Ro Medical Art.

¿Cómo usar la palta para hidratar mi rostro?

Puedes aprovechar los restos de palta que te sobraron al preparar una ensalada o un delicioso pan con palta. Solo basta con aplicártelo en las zonas que sientas más ásperas.

Ahora, si quieres una mascarilla que combine más ingredientes tendrás que separar un poco más de palta. Te recomendamos reservar 1/2 palta, de preferencia madura, una cucharada de miel y de leche.

 El proceso es muy sencillo y solo tienes que integrar todos los ingredientes hasta crear un puré conciso y manejable. Aplica este shock de humectación en tu rostro y cuello, no importa si se te pasa un poco al cabello pues también absorberá sus nutrientes.

Deja que actúe por 15 minutos aproximadamente y luego retira los excedentes con abundante agua tibia. Te sugerimos realizar este procedimiento dos veces por semana. Incluso puedes aprovechar la mascarilla para nutrir también tus manos.

Ya sabes wapa, más fácil imposible y con insumos caseros muy buenos para el cuidado de la piel.  

Te puede interesar

SÍGUENOS