El gel antibacterial reseca nuestras manos, hidratalas con estos productos naturales

Conoce qué remedios caseros deberíamos utilizar para hidratar nuestras manos adecuadamente. 

La piel de nuestras manos necesita un cuidado especial para evitar que se pongan ásperas y rugosas. Sobre todo en estos días cuando los especialistas han recomendado lavarnos con más frecuencia y usar constantemente gel antibacterial para mantenerlas desinfectadas a raíz del coronavirus (COVID-19). 

Por ello hemos seleccionado algunas recetas para nutrir e hidratar nuestras manos. No necesitas muchos ingredientes y es sumamente sencillo. Solo necesitas voluntad y tiempo. 

Remedios caseros para acabar con la resequedad 

Yema de huevo y aceite de oliva

Esta mezcla ayudará a rehidratar tu piel que sabemos requieres para devolverle la vitalidad a tus manos. Y es que ambos ingredientes ayudarán a remover las células muertas acumuladas en la superficie.

 

¿Qué ingredientes necesito?

1 yema de huevo

2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Para preparar este tratamiento debes batir una yema de huevo y mezclarla con las cucharadas de aceite de oliva. Luego de ello frotas dando suaves masajes en tus manos y dejas que actúe por 20 minutos. 

Luego enjuaga tus manos y repite el proceso dos o tres veces por semana. Notarás los resultados al instante. 

Avena y miel de abejas

Esta potente combinación ayudará a remover cualquier impureza que tengas en la piel. Ambos ingredientes sirven para eliminar las asperezas y también a prevenir cualquier tipo de aparición prematura de envejecimiento de la dermis. 

No olvides que la clave es la constancia, es decir, incluir estos remedios en tu rutina de belleza. Así tus manos no se sentirán perjudicadas por la constante exposición a químicos o geles antibacteriales. 

¿Qué ingredientes necesito?

1 cucharada de harina de avena (10 g)

2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

Esta crema natural puedes utilizarla todas las noches antes de descansar. Deja que actúe por 30 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Al final puedes echarte un poco de aceite de almendras o aceite de coco y frotar bien tus manos para darle una dosis extra de nutrición. 

Te puede interesar