¡Una vez por semana! Arrasa con el exceso de grasa con esta mascarilla de avena

Apuesta por esta mascarilla de avena, plátano y leche para acabar con el exceso de grasa en tu piel

Sabemos bien que no debemos pasar por alto el cuidado de nuestra piel; sin embargo, algunas veces cometemos algunos excesos que originan entre algunos barritos y una excesiva cantidad de grasa que afecta nuestra aspecto personal. 

Por ello hoy queremos compartirte una receta muy sencilla para que comiences a utilizarla, al menos una vez por semana, para mantener a raya la grasa que se acumula en nuestro rostro. 

Mascarilla de avena, plátano y leche 

Recuerda que la clave siempre para mantener un cutis suave y limpio es ser constante. De lo contrario, tu piel podrás sentir la sensación de frescura inmediata, pero luego la grasa volverá a acumularse. 

Otro aspecto vital es la alimentación. Aunque no lo quisiéramos el exceso de comida chatarra, licor y la falta de alimentos ricos en vitamina C aumentan las posibilidades de que aparezcan granos y que nuestra piel brille como un espejo. ¿A nadie le agrada eso, no?

Entonces teniendo en cuenta estos aspectos te invitamos a que le dediques unos minutos a tu cuidado personal y te realices esta mascarilla súper fácil con ingredientes que ya tienes en casa. ¡Toma nota y manos a la obra!

¿Qué ingredientes necesito?

1 plátano

1 cucharada de leche (10 ml)

2 cucharadas de copos de avena (20 g)

¿Cómo lo preparo?

-Te recomendamos que previamente te hayas realizado una exfoliación. Puedes usar un poco de azúcar y miel para ello.

-Aplasta bien el plátano hasta formar un puré y colócalo en un recipiente.

-Agrega la leche, que nos ayudará a suavizar nuestra piel, junto a los copos de avena. Y si no tienes leche puedes intercambiarlo por miel o agua fría.

-Después aplica esa pasta en tu rostro dando suaves masajes por todas las zonas de tu piel. No importa si se te pasa un poco al cuello, puedes aprovechar también para nutrirlo.

-Deja que pase unos 10 minutos y luego enjuaga con agua templada.

-Al final para darle más suavidad a tu piel puedes echarte un poco de aceite esencial o una crema hidratante.

 

Te puede interesar

SÍGUENOS