¿Cómo destapar los poros obstruidos? Tres trucos para lograrlo y no dañar la piel

El cuidado del rostro exige una limpieza facial meticulosa. Conoce cómo liberar la grasa acumulada en tu poros en tres pasos.

La limpieza facial debe ser el primer paso antes de comenzar nuestra rutina de belleza. Ya sea si decidamos utilizar maquillaje o no tenemos que darle a nuestra piel la limpieza que necesita.

Y uno de los principales inconvenientes cuando no existe una adecuada higiene en el rostro tiene que ver con la obstrucción de los poros.

¿Qué ocurre cuando se obstruyen los poros?

Tenemos que admitir que a todos nos ha pasado alguna vez que nos ha aparecido algún punto negro y ello se debe justamente a la acumulación de grasa.

Es decir, la acumulación de sustancias dentro del poro origina que éstos aumenten de tamaño y al estar más dilatados, además, de verse antiestético producen los puntos negros.

Y es ahí cuando los poros están dilatados y obstruidos que debemos recurrir a nuestros remedios caseros para liberarlos de tanta suciedad.

Paso uno: Vapor facial con hierbas

Este tip de belleza no puede fallarte. Lo primero que necesitas hacer es abrir los poros para que sea mucho más sencillo entrar de lleno a la limpieza de rostro en los siguientes pasos.

Ojo, de acuerdo a estudios, tampoco es conveniente exponer demasiado tiempo nuestra piel al vapor. Lo más recomendable será que permanezcas como máximo cinco minutos.

Puedes utilizar manzanilla, lavanda o melisa para que preparar la infusión y usar este vapor para tu piel. Así absorberás todas sus propiedades mientras el aire caliente hace lo suyo.

Paso uno: Compresa caliente

Después de haber pasado nuestro rostro por el vapor ahora necesitamos retirar el exceso de humedad que incluye la suciedad de tu piel con ayuda de un pañuelo o algodón.

Si alguna zona de nuestro cutis pone mucha resistencia podemos darle el puntillazo final con una compresa caliente. Utiliza la misma agua del vapor facial y presiona ligeramente hasta que el punto negro sea extirpado.  

 

Paso tres: Mascarilla para liberar la grasa de los poros

El último paso involucra a nuestras queridas mascarillas. En otros artículos anteriores te hemos compartido varias recetas. Si tienes la piel mixta te recomendamos esta mascarilla que incluye arcilla blanca para limpiar profundamente tu piel.

Otra alternativa que te sugerimos es mezclar plátano, miel y zumo de limón para darle un efecto lifting a tu piel.

Y listo, con todas estas recomendaciones estamos seguras que le pondrás fin a los poros abiertos y puntos negros. No olvides que la clave siempre será la constancia. Es decir, crear una rutina de limpieza diaria y nocturna. Verás cómo tu piel te lo agradecerá.

Te puede interesar

SÍGUENOS