¿Talones agrietados? Estos remedios caseros salvarán tus pies

Los talones de los pies muchas veces sufren a causa de largas caminatas. Conoce estos remedios caseros para el cuidado de tu piel

El cuidado de la piel también se debe extender hacia nuestro pies. Y es que muchas veces descuidamos esa parte de nuestro cuerpo por falta de tiempo o dinero. En cualquier caso existen tratamientos que nos ayudarán a mantenerlos hidratados y sin grietas.

Sobretodo, en la época de verano utilizamos con mayor frecuencia sandalias y eso puede provocar algunas grietas o escamas en la planta de nuestros pies que no se ven nada estéticos. Para remediar esta situación podemos usar ingredientes naturales. Descubre cuáles son. 

Limón y glicerina para suavizar tus pies

Los talones son una de las zonas de nuestro cuerpo que soportan mayor presión lo que genera que sufran más la fricción. Sin embargo, existen algunos tratamientos que le devolverán la suavidad e hidratación a nuestros pies. 

Para lograrlo solo necesitas llenar media tina con agua caliente, calcula la cantidad de agua hasta que cubra tus pies, y agregarle 5 cucharadas de sal gruesa, glicerina, media taza de jugo de limón y agua de rosas, en caso tuvieras.

Con ayuda de una piedra pómez frota tus talones para eliminar la dureza y ablandar tus pies antes de aplicar este tratamiento. Luego sumerge tus pies por 15 minutos aproximadamente, relájate y disfruta. 

Mascarilla de palta y plátano

Para aplicar este tratamiento solo es necesario combinar los beneficios de plátano y la palta. Ambos productos acabarán con la resequedad en los pies y le devolverán la humedad que perdió. 

Su preparación es muy sencilla y económica pues solo te hará falta un plátano y una palta. Machaca ambos ingredientes y forma una pasta que deberás dejar en toda la zona que quieres hidratar durante media hora. 

Aceites esenciales y miel para hidratar

Después de realizar ambas mascarillas y quieres otorgarlo una mayor hidratación a tus pies entonces puedes echarte un poco de miel o algún aceite esencial como el de almendras, de coco o de oliva. Úsalo por las noches y colócate una media para facilitar su absorción. 

Recuerda que este exceso de resequedad puede ser causa de alguna enfermedad por lo que siempre es recomendable acudir al dermatólogo.

Te puede interesar

SÍGUENOS