Estas son las 8 brochas de maquillaje que necesitas en tu neceser

Conoce las brochas indispensables y el mejor modo de aplicarlas. 

Decimos que maquillar es un arte. Y si es así, no deberíamos dejar de lado las herramientas del artista: las brochas

Son igual o más importantes que los productos que utilizamos, pues te facilitan conseguir el efecto que tanto deseas, o alcanzar una piel impecable sin abusar del producto.

En una época donde el maquillaje vive su "etapa de oro", sabemos que puede ser un poco abrumador llegar al counter y no saber qué comprar. Para que no te pase, hemos realizado una lista de las 8 brochas que sí necesitas, y si las cuidas correctamente, te podrán durar años.  

 

 

 

esponja

Para la base: Bueno, técnicamente no es una brocha, pero gracias a su moldeabilidad te permiten llegar a los rincones más difíciles del rostro. ¿Cómo saber cuándo es de buena calidad? Debe poder humedecerse con agua primero. Además, al realizar este paso antes de colocar el producto, podrás lograr un efecto más natural cuando aplicas la base.

 brocha

 

Contra las imperfecciones: El aliado para combatir las ojeras y los inoportunos visitantes como los granitos o manchas. Aplicar una pequeña cantidad sobre la imperfección, y barrer hacia un lado para uniformar con la base.  

 

brochas

Para los polvos: Con la base ya aplicada, estas brochas permiten aplicar el maquillaje en polvo sin afectar o mover el producto anterior. Te recomendamos aplicarlo a toques, y no pasar bruscamente la brocha sobre tu rostro. De esta manera, te aseguras de realmente matificar las áreas. Contrariamente a lo que se piensa, no hay necesidad de sellar todo el rostro, solo las zonas más oleosas. Por ello, esta brocha no debe ser muy grande.

brocha
 

Para el rubor y bronceador:  Su diseño biselado facilita la tarea de esculpir el rostro. El rubor se debe aplicar en el lugar donde nos ponemos “coloradas” regularmente, y evita colocar este producto en la nariz y frente. Por otro lado, para los polvos bronceadores, la misma brocha se desliza sobre el nacimiento del cabello, las sienes, los pómulos y las mejillas.

brocha

 Para la sombra de ojos: Estas brochas son densas y planas, diseñadas especialmente para cubrir lo que se conoce como “parpado móvil”. Su aplicación es a toques para que la sombra se adhiera   muy bien al párpado.

brocha

 

Para el pliegue de los ojos: Las especialistas para crear ese efecto de ahumado y difuminado que tanto buscamos. ¿Cómo lograrlo? Aplica suavemente con movimientos circulares. Te recomendamos utilizar una sombra de transición para este paso.

brocha

Para el eyeliner y unas cejas definidas: Las cerdas en ángulo son perfectas para dibujar los pelitos de cada ceja. Por ser una brocha muy pequeña y delgada, sirve también para realizar cualquier grosor de delineador.

 brocha labios

Para el lipstick : Es indispensable si deseas tener un look con labios rojos sin terminar como un payaso. Esta herramienta nos ayudara a definir los labios y ser pulcros con la aplicación. Eso sí, mucha paciencia.

Existen diversas marcas en el mercado, así que puedes elegir la que más se acomode a tus necesidades. Es importante mantener tus brochas siempre limpias para no poner en riesgo la salud de tu cutis.

Te puede interesar