¿No tienes cejas? Esta rutina de belleza es la indicada para ti

¡No te lo puedes perder!

Las cejas son un aspecto muy importante ya que son las encargadas de enmarcar nuestro rostro y darle definición. Sin embargo, no todos tenemos el mismo tipo de cejas, incluso hay personas que tienen pocos vellos o nada en lo absoluto. Bueno, en esta ocasión nos dirigimos a ellas. Por eso, si piensas que tus cejas podrían tener un poco más de forma o definición, y el microblading no es una opción en estos momentos, tenemos el tutorial de maquillaje indicado para ti.

1. Peina tus cejas: si tienes pocos vellos, usa un cepillo especial y peina tus cejas hacia arriba de acuerdo con la forma en que crecen naturalmente. Esto te dará una mejor idea de la silueta con la que vas a trabajar y también para que sepas qué acentuación necesita. (Si no tienes vellos, salta este paso.)

a

2. Traza los puntos claves: todas las cejas tienen una silueta predispuesta, por lo que lo más recomendable es seguirla, sin embargo, si no logras divisarla o quieres una diferente, debes trazar los puntos claves que te guiarán para delinearla. Coloca tu delineador de cejas en lápiz o cualquier producto recto, de manera vertical a la altura de tu fosa nasal y marca un punto a la altura donde este acabe en la zona de tus cejas. Luego, desde la misma posición, gira de manera vertical la herramienta hasta que ésta cruce tu párpado. Es en este punto donde irá el arco de tu ceja. Finalmente, marca el punto de la cola de la ceja, girando un poco más de manera vertical hasta la altura donde termina tu ojo.

a

3. Dibuja tus cejas: después de haber trazado los puntos clave, es momento de dibujar la silueta. Comienza en la parte inferior, trazando suavemente la línea que conecta los puntos hasta que tengas la base completa. Asegúrate de dibujar líneas rectas entre cada punto para crear un arco esculpido y no te preocupes si se ve demasiado grueso porque tendrás que difuminar luego. Claro que, si tus cejas son muy delgadas, siempre puedes trazar los bordes un poco más abajo para hacer que estas sean más gruesas.

s

4. Rellena tus cejas: sumerge el borde tu brocha angular en tu delineador de cejas en gel o con el producto que estés usando para añadir color al contorno. Para un resultado más natural y pulcro, procura dar pinceladas suaves y que imiten al vello de tus cejas y en la dirección en la que estos crecen. Difumina el producto usando la misma brocha que usaste para peinar tus cejas y repite el proceso hasta completar todos los espacios.

s

Pro tip: para tener unas cejas de aspecto más natural y profesional, evita colorear por completo el comienzo de tus cejas. En su lugar, pasa el producto ligeramente y difumínalo bien en dirección hacia arriba.

s

5. Definición: una vez que hayas terminado, usa la brocha para peinar tus cejas y difumina bien todo para tener un ‘look’ natural. Para eliminar el exceso de producto, puedes aplicar corrector en los bordes para que se vean más iluminados y definidos. ¡Y listo!

s

Recuerda que puedes usar un rímel transparente o un gel fijador para que tu maquillaje no se mueva o se corra. Sigue estos consejos para tener unas cejas impactantes y ten mucha paciencia si nunca lo has probado antes, que con práctica te volverás toda una experta en la rutina de maquillaje para tus cejas.

s

Te puede interesar