8 errores que todas hemos hecho al usar ganchitos y cómo evitarlos

Descubre cómo sacarle el máximo provecho a esta herramienta para el cabello. 

Los ganchitos parecen una herramienta bastante sencilla. Solo los colocas en el cabello y ya terminaste, ¿verdad? Pues la verdad es otra. Resulta que, existen una serie de equivocaciones que muchas hemos estado cometiendo al momento de usarlos sin darnos cuenta. Por eso, hemos resumido los errores más comunes y cómo evitarlos para sacarle el máximo provecho a este accesorio.

S

1. Colocarlos incorrectamente: ¿has colocado tus ganchitos con los dientes hacia arriba? Te contamos que esa es la manera incorrecta de usarlos ya que esos desniveles ayudan a sujetar mejor el cabello y que el gancho se quede en su lugar, entonces usarlos al revés no será tan efectivo.

2. Usarlos cuando ya no dan para más: si esas pequeñas bolitas al final de los ganchitos han desaparecido, quizás sea momento que te deshagas de ellos. El metal afilado no debería estar expuesto, ya que podría ser jalar, enganchar o incluso arrancar tu cabello.

3. Usar el color incorrecto: generalmente, cuando usamos estos ganchitos, queremos que pasen desapercibidos mientras que mantienen nuestro cabello intacto y en su lugar. Por eso, típicamente deberíamos escoger un color que se mezcle con nuestro tono de cabello. Sin embargo, si quieres que tus ganchitos destaquen, puedes usar el color y el diseño que más te guste.

s

4. Usarlos con el cabello húmedo: colocar los ganchitos en cabello húmedo siempre hará que este se seque con la forma del accesorio. Por eso, a menos que quieras este acabado, primero seca tu cabello y luego usa los ganchitos.

5. Utilizarlos para remover la cera de oído: mientras que unos usan los ganchitos en el cabello, otros los utilizan para otras cosas como, sacarse la cera de los oídos... ¡pero esto es un grave error! La piel alrededor de nuestros tímpanos es muy sensible y se puede dañar fácilmente, por lo que usar un objeto puntiagudo y duro como un ganchito puede ser muy perjudicial.

6. Solo usarlos para sujetar el cabello: los ganchitos son ideales para mantener nuestros peinados o melenas en su lugar, ¡pero existen otras funciones que les puedes dar! Puedes usarlas para crear distintos peinados o de forma decorativa en tu cabello.

s

7. Separarlos en exceso: si sientes que tus ganchitos ya no son tan efectivos como antes, lo más probable es que hayan perdido su fuerza por separarlos demasiado antes de usarlos. Esto se debe a que el metal puede doblarse, lo que lo hace más débil y menos efectivo para sujetar tu cabello.

8. Intentar poner todo tu cabello en un solo ganchito: parece contradictorio, pero en realidad no hay necesidad de agrupar todos tus mechones en un ganchito para lograr que se quede en su lugar. En su lugar, retuerza la parte que deseas sujetar y luego pon un ganchito a través de una sección del mechón.

Recuerda evitar cometer estos errores y seguir los consejos para usar de la mejor manera los ganchitos y así, conseguir el mejor resultado posible, además de cuidar de tu cabello y salud al mismo tiempo.

d

 

Te puede interesar