Seis tipos de prendas que ya no deberían estar en tu armario

Wapa, conoce cuales son las prendas que no puedes seguir conservando en tu armario.

Con el pasar del tiempo vamos acumulando ropa que debido a los constantes cambios de tendencias en el mundo de la moda, le quita espacio a prendas que usamos con más frecuencia.

Con esto no hablamos de desechar gran parte de tu ropa, si no que tal vez es hora de ver la relevancia que cada prenda, ya que los tiempos no son los mismos y tu cuerpo ya no es igual a cuando compraste aquella prenda.

Prepárate wapa, porque te presentamos una lista con los tipos de prendas a las que tienes que decirle adiós.

Prendas rotas que nunca arreglaste

En más de una ocasión has tenido un accidente con tu camiseta, vestido o jean favorito y te prometiste arreglarlo después. Si aún no lo arreglaste puedes regalárselo a alguien que lo vaya a restaurar y lo pueda usar.

Ropa que no usas hace un año

Seguro tienes prendas que compraste hace más de un año y no las usas. Si este es el caso te recomendamos probarte la ropa y verificar si te queda; si esta aún te queda, pregúntate si en serio la vas a usar, si sabes que no lo harás es mejor que la dones o vendas.

Prendas que no van con tu color de piel

Con el paso de los meses la moda va cambiando y cometemos el error de comprar prendas que no van con nuestro tono de piel. Es por ello que si sabes que esa blusa no te favorece es mejor que la saques de inmediato de tu armario.

Ropa de tu ex

Si ya terminaron no tienes porque seguir guardando prendas de tu ex, aparte de traerte malos recuerdos, está ocupando espacio que otras cosas podrían necesitar, es mejor que se lo devuelvas o la dones.

Polos con estampados publicitarios

En más de una ocasión has recibido polos que contienen publicidad de alguna marca y pensaste en usarlas como pijama. No está mal que les de ese uso, pero si tienes demasiadas puedes donarlas a la caridad, así liberaras espacio y te sentirás bien contigo misma.

Ropa con etiqueta

Wapa, si compraste una prenda porque te emocionaste al verla en la tienda y después de un tiempo sigue en tu ropero como si recién hubiera llegado, es obvio que no la usarás. Te recomendamos que la pongas en venta en internet, así recuperaras parte de la compra.

Te puede interesar