Labrador se convierte en padre tras adoptar a un pequeño gato que encontró en el jardín

La historia de Pax enamoró a la comunidad de Instagram luego de negarse a entregar a su único compañero de aventuras: un pequeño gatito.

Morgan es un hombre que tiene como mascota a Pax, un labrador de 13 años que se convirtió en un personaje de Instagram tras descubrir su lado paternal cuando decidió adoptar para siempre a un pequeño gatito que había encontrado su dueño en el jardín de su casa.

Los miembros de la familia jamás imaginaron tener otra mascota en casa, pero las circunstancias obligaron a sacar su lado más humano cuando se percataron que un indefenso ser necesitaba su ayuda luego de escuchar maullidos de desesperación.

Un día cualquiera, Morgan decidió aprovechar el sol radiante y el cielo azul para broncearse; sin embargo, cuando estaba instalando su silla para descansar un poco empezó a escuchar unos ruidos extraños que provenían desde un pequeño árbol que tenía.

Al acercarse se dio con la sorpresa que un atemorizado gatito había llegado hasta su vivienda, pero lejos de meterlo a su casa para brindarle protección decidió esperar unas horas para ver si algún vecino se acercaba a preguntar por la mascota… Cosa que nunca sucedió.

Bienvenido a la familia, pequeño gatito

El pasar de las horas fue en vano, Morgan no esperó más y llevó al felino al interior de su casa para limpiarlo y alimentarlo. Luego se lo presentó a Pax, quien fue el más feliz con la llegada del nuevo integrante porque sabía que tenía una gran responsabilidad que cumplir.

De inmediato el perro sacó su lado paternal y le ofreció su compañía a Polly, quien entendió rápidamente el mensaje y se acurrucó sobre el regazo de gigantesco amigo en busca de comodidad y protección, tal como se observa en las primeras postales que protagonizaron ambos para Instagram.

No es momento de decir adiós

Luego de brindarle casa y comida al gatito, Morgan se vio en la necesidad de llevarlo a la protectora con la finalidad de que pueda encontrar una familia que lo adopte, pero había alguien que no estaba de acuerdo con la decisión de su amo: se trataba de Pax.

Al ver que estaba siendo confrontado, el hombre no le quedó otra alternativa que hacerse cargo para siempre de Polly, ahora los nuevos compañeros de aventura son felices y lo demuestran posando para las fotografías que su papá humano les toma para luego postearlas en Instagram.

Te puede interesar