Perritos esperan en la puerta de hospital a que su dueño salga sano y salvo. ¡True Love!

No hay nada más leal que el amor que nuestras mascotas nos tienen y esta es una demostración perfecta.

En estos tiempos en que necesitamos de amor sincero y sobre todo desinteresado, son nuestras mascotas que nos dan una gran lección y las que sin duda nos hacen recapacitar sobre lo importante que es estar junto a ellos, amarlos y respetarlos.

Hace un tiempo, una enfermera de un hospital de Brasil, compartió una imagen que nos hizo pensar mucho y sobre todo nos llenó de mucho amor el corazón.

La más bella historia de amor

Resulta que cuatro perritos esperaban muy pacientes a su dueño indigente que por problemas de salud ingresó al mencionado nosocomio.

“Con tanta gente mala por ahí, hoy me encontré con esta escena. En el hospital en el que trabajo, a las 3 de la madrugada, mientras su dueño (habitante de la calle) estaba siendo atendido, sus compañeros esperaban en la puerta”, inició el mensaje de Cris Mamprin, enfermera del lugar.

“Una persona simple, sin lujo, que depende de la ayuda para vencer el hambre, el frío, los dolores, las maldades del mundo; tiene a su lado los mejores compañeros, y el intercambio es recíproco. Intercambio de amor, cariño, calor y comprensión”, agregó.

Una mujer allegada al hombre indigente, contó que este señor en muchas ocasiones no come por darle de comer a sus perritos y que a pesar del frío de la calle, el siempre busca cobijo para que ellos se sientan bien.

“Una persona nos confesó que deja de comer para alimentarlos. No sé cómo es su vida, el por qué está en la calle, y no quiero saber y juzgar, pero admiro el respeto y amor que tiene por sus mascotas”.

Una enseñanza para la vida

La enfermera del hospital se mostró realmente conmovida por la escena de los perritos, ya que a pesar de que trabaja en un sector muy vulnerable, era la primera vez que tenía la oportunidad de ver un acto de amor justo en estos tiempos.

“Verlos así, esperando en la puerta, solo muestra lo bien que son cuidados y amados. Si todos fueran así, si no tuvieran maldad, malos tratos (…)”, terminó su mensaje.

Cabe mencionar que historia es de hace dos años, pero estamos seguros que hay miles así que nos llenan de regocijo el corazón.

Te puede interesar