¿Cómo actuar ante la presencia de un perro peligroso?

Los niños son las principales víctimas de los perros peligros, por ello especialista explica cómo actuar ante esta situación.

Lamentablemente, muchas veces encontramos en las calles perritos que pueden ser potencialmente peligrosos, la cual es importante mencionar que, puede ser ocasionado por propietarios negligentes que nunca les brindaron una buena educación a los canes.

Lo peor ante esta situación de los perros peligroso es que los perjudicados son los niños y escolares son los más perjudicados, ya que son los más propensos a ser atacados por estos animales.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud (Minsa) invocó a la población a dar aviso inmediato a la policía y/o a la municipalidad del distrito sobre los propietarios que no cumplen con la tenencia responsable de sus canes.

El coordinador nacional de Zoonosis del Minsa, José Luis Bustamante Navarro, recordó que las victimas están amparadas en la Ley Nº 27596, Ley que regula el Régimen Jurídico de Canes, así como por ordenanzas municipales que establecen sanciones a quienes incumplen la adecuada tenencia de canes potencialmente peligrosos.

Según la normativa, los propietarios deben conducir a los canes con correas cuando circulen por lugares públicos, cuya extensión y resistencia deben asegurar su control. Además, los perros no deben ser criados ni abandonados en vías de uso comunitario.

“En el caso de canes considerados potencialmente peligrosos, como pitbull, dóberman, rottweiler, entre otros, deben conducirse adicionalmente con bozal. La conducción debe realizarla el propietario o cualquier persona adulta con capacidad física y mental para ejercer el control del animal”, señaló.

El especialista subrayó que, ante un caso de mordedura, el dueño del perro debe prestar auxilio a la víctima y llevarlo a un establecimiento de salud más cercano y cubrir el costo total de hospitalización, medicamentos, cirugía reconstructiva, hasta su recuperación total, sin perjuicio de la indemnización por daños a que hubiere lugar.

“El abandono de la víctima por el dueño del can constituye delito. Todo animal que muerda deberá ser internado para su observación en el establecimiento de salud designado para tal fin”, señaló.

Los establecimientos de salud del Minsa están preparados para atender emergencias por mordeduras de perros, “sin embargo, debemos poner en práctica las medidas preventivas para proteger la salud y la integridad física de las personas”, acotó.

Te puede interesar